00:45 GMT28 Septiembre 2020
En directo
    América del Norte
    URL corto
    3132
    Síguenos en

    La serie de incidentes navales protagonizados por los destructores de EEUU radican en un factor humano y no en ningún tipo de 'ciberataque maligno', pero tienen repercusiones de una gran envergadura para la Armada de EEUU, opina un profesor estadounidense en estrategia.

    Los cuatro episodios recientes con los buques de guerra estadounidenses, dos de los cuales se cobraron la vida de los marineros, ya causaron la destitución del comandante de la Séptima Flota de EEUU, el vicealmirante Joseph Aucoin, y el cese temporal de las actividades navales de EEUU.

    La tarea principal ahora es determinar las razones para una serie de incidentes similares con los buques de guerra norteamericanos, afirma James Holmes, profesor de estrategia del Colegio Naval Militar de EEUU en un artículo para The National Interest.

    "Las colisiones con los barcos en medio de las operaciones más básicas en alta mar, en este caso durante la observación del entorno y el monitoreo de otros navíos, es algo más que una coincidencia inoportuna", escribe Holmes citando a varios altos rangos de la Armada del país.

    El autor descarta la teoría sobre un ciberataque, discutida en el caso del destructor USS John S. McCain. Los equipos del volante "no tienen mucho que hackear".

    Así que, quedan dos posibles razones para los siniestros: la falta de equipos o el factor humano.

    Decisiones y consecuencias

    Holmes subraya la sobrecarga pendiente sobre las tripulaciones estadounidenses de EEUU debido a "un sinfín de misiones en el extranjero" junto con los recortes financieros para renovar y proveer a la Armada.

    Otro problema es la transición de las generaciones. Y aquí se manifiestan las consecuencias de la disminución de las horas educativas para los oficiales subalternos, conocidos en EEUU también como oficiales de división, escribe el profesor.

    "Antes, los oficiales pasaban varios meses estudiando los pormenores de la navegación y gestión del buque junto con sus armamentos y equipos de ingeniería. Luego [a inicios de los 2000], sustituyeron esta formación con algunos discos CD con materiales de instrucción para autoeducarse", lamenta Holmes.

    Lea más: Hallan los restos de los marineros estadounidenses del USS John McCain

    Ahora, estos oficiales se acercan a las posiciones de los comandantes de buques. Así, aunque todavía se desconoce si los problemas de formación realmente causaron los siniestros de USS Fitzgerald y USS McCain, "el error del pasado puede repercutir en las operaciones en el presente".

    Disminución de confianza global

    Los problemas de la Armada de EEUU no están aislados dentro del sistema, advierte el autor. La reputación manchada de los marineros estadounidenses, cualquiera que sea su razón, "siembra la duda en las mentes" de los socios y rivales del país.

    "La capacidad de EEUU de contener u obligar a sus rivales y asegurar a sus aliados radica en sus capacidades de actuar en el extranjero (…) [Tras los incidentes] podrían cuestionar la aptitud de las fuerzas armadas de EEUU si fallan en las tareas más básicas", vaticina Holmes.

    La creciente demostración de incompetencia puede empujar a los aliados de EEUU hacia otras alianzas o garantes de seguridad mientras los enemigos de Washington podrían tomar sus chances contra una Armada en desorden. Así que es importante remediar los fallos y demostrar de nuevo la proeza de los marineros norteamericanos.

    "El mundo está observando — y juzgando", concluyó Holmes.

    Además:

    China preocupada por el incidente con el buque estadounidense John McCain
    La tripulación del navío que colisionó con el destructor de EEUU sale ilesa del incidente
    Destituyen al jefe de la 7ª Flota de EEUU por los choques en el mar
    Etiquetas:
    choque, destructor, USS John S. McCain, USS Fitzgerald, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook