13:01 GMT +316 Octubre 2018
En directo
    Central eléctrica alimentada por carbón en EEUU

    El 'carbón limpio' seguirá siendo una utopía

    © AP Photo / Charlie Riedel
    América del Norte
    URL corto
    1 0 0

    Una compañía energética de Estados Unidos abandona sus planes para construir una planta de 'carbón limpio' tras años de sobrecostes y de retrasos.

    Parte de la planta termoeléctrica del condado de Kemper, en Misisipi, debía ser diseñada para retener las emisiones de dióxido de carbono (CO2) propias de la combustión del carbón en las centrales de este tipo.

    El plan estaba siendo llevado a cabo por Southern Co., una compañía energética estadounidense que había invertido cerca de cinco mil millones de dólares más de lo esperado en el proyecto, que se había ido alargando tres años más de lo previsto.

    La puesta en práctica de la tecnología conocida como 'carbón limpio' siempre había sido vista con escepticismo y más como un concepto que como una idea realizable, a pesar de algunos prototipos existosos en varias partes del mundo.

    Lea más: Trump quiere vender más carbón a Ucrania y a otros países

    La idea, en pocas palabras, consiste en tratar el carbón creando un tipo de gas adaptado para la combustión tras ser minuciosamente filtrado. En teoría, el proceso tecnológico debía acercar las emisiones de este tipo de centrales a las de las más ecológicas centrales de gas natural.

    Pero tal y como indica Bloomberg, "la tecnología es demasiado cara y complicada para ser llevada a la práctica lo suficientemente rápido y de manera amplia como para proteger el medioambiente".

    Y es que el 'carbón limpio' debía ser la solución a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) propias de la combustión de este combustible en las centrales termoeléctricas, principal causa del efecto invernadero y de la contaminación de la atmósfera, pero en realidad las emisiones casi no se diferencian de la combustión del carbón 'normal'.

    Actualmente una tercera parte de la energía de Estados Unidos depende del uso del carbón. Según Bloomberg, reducir las emisiones de dióxido de carbono no pasa por mejorar su tratamiento.

    Lea más: En busca del dominio energético: EEUU proclama la revolución gasística

    "La mejor manera de reducir las emisiones de dióxido de carbono es mucho más simple: utilizar menos carbón. Por suerte, esta tendencia ya se está dejando ver", opina.

    En los últimos años el auge de otras fuentes de energía como el gas de esquisto y el abaratamiento de los costos de producción de los paneles solares y de los generadores eólicos ha hecho que el uso del carbón como fuente de energía se siga reduciendo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El consumo de gas y energías renovables crecerá en los próximos años
    América Latina apuesta a las energías renovables
    Investigadores de MISiS desarrollan un nuevo método para controlar la calidad del carbón
    Etiquetas:
    carbono, energías renovables, CO2, efecto invernadero, carbón, contaminación, EEUU