En directo
    América del Norte
    URL corto
    3131
    Síguenos en

    Una ley aprobada recientemente por el Senado de Estados Unidos acerca de las nuevas sanciones contra Rusia arroja luz sobre la doctrina de Trump para convertir EEUU en la principal potencia energética mundial, consideró el experto suizo en energía, Laurent Horvath.

    En un artículo para el medio suizo Le Temps, Horvath consideró que Washington quiere, "con la delicadeza de un elefante", prohibir a las empresas europeas participar en la construcción del nuevo gasoducto Nord Stream 2 y que EEUU intenta, además, vender a Europa el gas de esquisto estadounidense "para crear puestos de trabajo" en el país norteamericano y "salvar financieramente sus empresas de gas".

    Rusia y la construcción del Nord Stream 2

    Según el experto, la raíz del conflicto fue el inicio de la construcción del gasoducto Nord Stream 2, entre Rusia a Alemania. En mayo del año corriente, una multitud de empresas europeas —la francesa Engie, la austriaca OMV, la británica y holandesa Royal Dutch Shell y las alemanas Uniper y Wintershall— firmaron un acuerdo con la rusa Gazprom para financiar un 50% de los 9.500 millones de euros necesarios para llevar a cabo la construcción del proyecto.

    EEUU intenta "hacerse grande otra vez"

    Para Horvath, "el sueño de los productores de gas estadounidenses" es enviar sus  excedentes a Europa a un alto precio. Las tarifas europeas son cuatro veces más altas que las pagadas en EEUU, lo que hace del mercado europeo uno de los objetivos principales de las empresas estadounidenses de extracción de gas, las cuales "siguen perdiendo sumas astronómicas".

    Al parecer, la noticia de la construcción del Nord Stream 2 y el aumento de la dependencia energética europea de Rusia se convirtió en un duro golpe en los planes de Estados Unidos, según el autor.

    Ucrania y los 2.000 millones de dólares en juego

    Horvath recordó que Ucrania recibe anualmente de Rusia casi 2.000 millones de dólares por el transporte de gas a Europa. Al evitar cruzar el territorio ucraniano, Moscú podría reducir significativamente sus costos y obligar a Kiev a aceptar las tasas de mercado para los nuevos suministros de gas.

    Según el experto, con el objetivo de "marcar territorio", Trump recibió a Petró Poroshenko, presidente de Ucrania, en la Oficina Oval de la Casa Blanca. Una publicación en el Twitter presidencial acerca del tema demuestra la importancia de la reunión para Estados Unidos, subrayó el autor del artículo.

    La participación de Alemania

    Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, no llevó en cuenta el descontento de Polonia y de otros países de Europa del Este respecto a la construcción del gasoducto. 

    "Como de costumbre, los intereses alemanes están por encima de las consideraciones europeas", apuntó Horvath. 

    El columnista destacó que Alemania, con el fin de estimular un crecimiento económico y asegurar la producción de electricidad, favorece una relación directa entre sus empresas y el gas originario de Rusia, aunque la decisión no sea del agrado de otros miembros de la UE.

    Lea más: Berlín critica los intentos de EEUU sacar el gas ruso del mercado europeo mediante sanciones

    Un golpe contra Austria

    El gigante austriaco OMV Aktiengesellschaft, "uno de los pilares del país" participa en el consorcio del Nord Stream 2. Estados Unidos ha puesto su enfoque directamente en esta empresa. Debido a que Austria es muy cuidadosa acerca de las cuestiones territoriales, dichas sanciones son sumamente graves.

    Lea también: Austria critica nuevas sanciones de EEUU contra Rusia

    Europa: la financiación de Ucrania y la independencia energética 

    Para Horvath, otros países de la Unión Europea no ven la construcción del Nord Stream 2 de manera positiva, ya que permitiría a Alemania recibir directamente el gas ruso y aumentaría la importancia de Rusia para el continente europeo en términos de energía.

    Además, debido a que Europa proporciona apoyo financiero a Ucrania, Bruselas se vería obligada a "tapar, con dinero de los contribuyentes, el agujero financiero" que surgirá en el país eslavo tras la pérdida de los derechos de tránsito del gas ruso.

    Donald Trump ha prometido aumentar el poder energético de Estados Unidos, pero… ¿cómo reaccionarán los países europeos frente a eso?, cuestionó el columnista.

    Además:

    Putin: el proyecto del gasoducto Nord Stream 2 no amenaza a nadie
    "Nord Stream 2 no debe servir de moneda de cambio"
    Gazprom no ve oportuna la discusión del proyecto Nord Stream 2 con la Comisión Europea
    EEUU anuncia una 'guerra' contra con el gasoducto ruso Nord Stream 2: ¿con qué objetivo?
    Etiquetas:
    gasoducto, Nord Stream II, UE, Ucrania, Alemania, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook