04:39 GMT +324 Octubre 2018
En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU

    Los puntos clave de la orden migratoria de Trump

    © REUTERS / Carlo Allegri
    América del Norte
    URL corto
    El polémico decreto migratorio de Trump (98)
    1123

    La orden ejecutiva del presidente estadounidense, Donald Trump, es beneficiosa para el país, y las personas que la critican cometen un error, opina el reportero de The National Review, David French.

    "La retórica histérica acerca del decreto de Trump sobre los refugiados está fuera de control. Desacelerémonos y veamos los hechos", propone el autor de la nota.

    Las cifras hablan por sí mismas

    Primero, la orden detiene la entrada de los refugiados por 120 días para mejorar el proceso de escrutinio,  y dice que su número no debe exceder los 50.000 al año.  French señala que esta cifra es algo promedio entre el número permitido durante la presidencia de George Bush Jr. y la de Barack Obama, y equivale a las cifras de hace 15 años.

    En este sentido, en 2002 solo 27.131 refugiados recibieron el permiso para entrar en EEUU.

    En los años 2011-2012 este número alcanzó los 50.000 y después de 2013 la cifra anual llegó a 70.000.

    "El alza drástica de estas cifras en 2016, causada por Obama fue la desviación de la norma, y no la contracción [hecha] por Trump", explica French.

    Por consiguiente, explica, el propósito del decreto es mejorar el control de seguridad y intentar recibir refugiados a los niveles promedio de hace 15 años.

    No lo entendieron bien

    Segundo, la orden impone una prohibición temporal de 90 días para la entrada en EEUU de los ciudadanos de siete países: Irak, Irán, Siria, Sudán, Yemen, Libia y Somalia, estados "destrozados por la violencia yihadista" o que están bajo el control de un gobierno yihadista enemigo, escribe el reportero.

    La prohibición estará en vigor hasta que el Departamento de Seguridad Nacional determine "la información necesaria de cualquier país para decidir si una persona que busca entrar en el país no representa una amenaza para la seguridad nacional".

    French señala que en dicho caso también hay una excepción importante: los secretarios de Estado y los representantes de Seguridad Nacional pueden otorgar visas a los ciudadanos de los países que forman parte de 'la lista negra' si ellos son, por ejemplo, traductores u otras personas que son 'aliados comprobados'  de Washington, incluso en este periodo de 90 días.

    Al autor del artículo esta prohibición temporaria le parece "sabia", dado el hecho de que muchos terroristas se disfrazan como refugiados. Subrayó que hay rumores de que esta prohibición puede afectar a los poseedores de los Green Card —tarjetas de residencia permanente en Estados Unidos—, pero él consideró esto una locura.

    ¿De quién es la culpa?

    Tercero, el decreto prohíbe la entrada de los refugiados sirios. Pero de hecho esto es un regreso a la política de Obama durante los años 2011-2014: en aquella época solo varias decenas de refugiados recibieron el permiso para entrar en EEUU. Solo después de 2016, Obama cambió su política, por lo que los que sirios pudieron entrar más en Estados Unidos.

    "Mientras se estaba librando la guerra civil en Siria, se estaba levantando Daesh —autodenomino Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países—, y los refugiados inundaron a los vecinos de Siria y se adelantaron hacia Europa, la Administración de Obama solo permitió entrar un goteo de refugiados.  Solo en los últimos días de su administración, Obama alteró su política, pero los números no fueron suficientes para hacer mella en la crisis. A propósito, los demócratas ahora tienen audacia para tuitear imágenes de los niños sirios cubiertos de sangre", observó el autor.

    Según explicó, esta actividad de los demócratas es repugnante puesto que fueron las decisiones de la Administración Obama las que llevaron a las crisis en Siria e Irak.

    "Cuando sabemos que nuestro enemigo busca atacar a EEUU y sus aliados a través de los refugiados, cuando sabemos que tuvieron éxito en Europa, y cuando la administración tiene dudas acerca de nuestra capacidad de revisar [las solicitudes] de refugiados de manera adecuada, esta pausa no es solo una decisión prudente, sino necesaria", destaca French.

    Definición de 'refugiado'

    Cuarto, el decreto tiene una directiva que supone una "prioridad a las solicitudes recibidas de los representantes de las minorías religiosas de los países de donde provienen". A muchos les indignó esta propuesta, pero, agrega, en varios países son cristianos y yazidíes, mientras en otros son los musulmanes.

    French recuerda que el término 'refugiado' quiere decir una persona que está forzada a partir de su país por persecución religiosa, entre otros motivos. En este sentido, la decisión de priorizar las solicitudes de las minorías religiosas es lógica, dice el columnista.

    Los musulmanes son bienvenidos

    La última cosa que French subraya es el hecho de que muchos describan el decreto de Trump como una prohibición a la entrada de los musulmanes a EEUU.

    "Puede leer la orden ejecutiva desde el principio hasta el final, leerla de nuevo, y leerla otra vez, pero no van encontrar una prohibición para los musulmanes. No hay tal cosa. En ninguna parte", escribe el periodista.

    Desde el punto de vista de French, al firmar este decreto el presidente dejó atrás la retórica más agresiva que utilizó durante su campaña presidencial.

    "La orden de Trump no es una traición a los valores estadounidenses. Una vez esté aplicada de manera correcta y competente, puede representar un inicio fresco y que garantizará la seguridad de nuestra nación, mientras preservará la compasión estadounidense y permitirá que el país no pierda a sus amigos", apuntó.    

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    El polémico decreto migratorio de Trump (98)

    Además:

    "Trump declaró la guerra a los migrantes de México y Latinoamérica"
    Trump a McCain: "¡Debería centrar sus energías en Daesh y no en comenzar una Guerra Mundial!
    Etiquetas:
    decreto migratorio, Donald Trump, EEUU