01:47 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Edificio de The Washington Post

    The Washington Post, recompensado por falsas noticias sobre 'la amenaza rusa'

    © AFP 2018 / Brendan Smialowski
    América del Norte
    URL corto
    1123

    Glenn Greenwald, periodista estadounidense ganador de numerosos premios, ha afirmado que The Washington Post es "ampliamente recompensado" por las falsas noticias que publica acerca de una supuesta "amenaza rusa", las cuales engañan sus lectores.

    En un artículo para The Intercept, Greenwald recordó que en las últimas semanas, el periódico estadounidense publicó dos grandes noticias engañosas acerca de Rusia, las cuales se hicieron virales como resultado de una amplia divulgación en las redes sociales. Ambas historias, sin embargo, fueron rápidamente desmentidas.

    La primera noticia mencionada por Greenwald hablaba del supuesto esfuerzo de Rusia en difundir noticias falsas durante las recientes elecciones presidenciales de Estados Unidos. Sin embargo, dos semanas después de la publicación del artículo, se le agregó una nota del editor donde el periódico reconoció "no garantizar la validez" de los datos publicados en la noticia.

    La segunda historia afirmaba que piratas informáticos rusos habían penetrado en la red eléctrica estadounidense a través de una computadora de una empresa de servicios públicos en Vermont. A esa noticia también luego se añadió una nota del editor donde se aclaró que autoridades informaron que no existía ninguna prueba del supuesto ciberataque de Rusia. Además, el ordenador supuestamente invadido por hackers rusos siquiera estaba conectado a la red.

    Greenwald subrayó que pese a que el periódico estadounidense se retractó de sus historias engañosas, dichos desmentidos se hicieron de manera muy discreta. Marty Baron, el editor del The Washington Post, quien tuiteó acerca de uno de esos artículos, se mantuvo callado acerca de las revisiones.

    "Después de haber publicado las acusaciones originales que fueron vistas por decenas de miles de personas, si no más, [Baron] no tomó ninguna medida para asegurarse de que esos individuos supieran acerca de la 'vuelta atrás' en las afirmaciones más importantes e 'inflamadas' del artículo", aseveró Greenwald.

    El periodista consideró, sin embargo, que mientras tales artículos sean 'embarazosos' para el The Washington Post, son, a la vez, muy rentables. Tales historias son promovidas de manera masiva en las redes sociales, lo que genera un alto tráfico de usuarios en la página web del periódico.

    Greenwald destacó, sin embargo, que cualquier periódico está sujeto a cometer errores, pero eso no excusa el comportamiento sistemáticamente imprudente del The Washington Post.

    "En estos casos, [los periodistas de WP] no cometieron errores de buena fe después de dedicarse a un cuidadoso periodismo", enfatizó Greenwald. "Con ambas historias, fueron imprudentes (en el mejor de los casos) desde el principio, y las deficiencias flagrantes en los informes presentados se hicieron inmediatamente evidentes (razón por la cual ambas historias fueron ampliamente atacadas después de la publicación)", concluyó el aclamado periodista.

    Greenwald señaló que los mismos periodistas que constantemente critican las "noticias falsas" hacen muy poco para corregir su error cuando una historia que promocionaron, ya sea propia o de un colega, se demuestra engañosa.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Guerra de rumores: cinco noticias falsas que causaron furor en internet este año
    Periodista estadounidense demuele la narrativa de los medios 'mainstream' sobre Alepo (vídeo)
    2016, un año de noticias falsas
    Una periodista independiente desmantela las mentiras sobre Siria de los medios occidentales (vídeo)
    Etiquetas:
    mentira, noticias, The Washington Post, Glenn Greenwald, Rusia, EEUU