En directo
    América del Norte
    URL corto
    116
    Síguenos en

    Pasajeros de la aerolínea francesa Air France y de la compañía mexicana Aeroméxico han sido vigilados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos durante los últimos diez años, informó el periódico Le Monde, citando datos filtrados por Edward Snowden, exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

    "En 2005, la NSA presentó un proyecto para vigilar aviones comerciales en todo el mundo, con el fin de evitar que se repitieran ataques terroristas como los del 11 de septiembre de 2001. Uno de los blancos principales era la compañía Air France —explica el diario francés-. Además, las personas que eran vigilados por la NSA no se limitaba a aquellas consideradas como potenciales terroristas".

    Esto implica que las conversaciones telefónicas de los pasajeros, así como datos sensibles y contraseñas, podrían haber sido interceptadas. ¿Significa esto que el espionaje ya no tiene límites desde el punto de vista técnico y legal? Yannick Harrel, experto en el campo de las estrategias cibernéticas, explicó a Sputnik que para los estadounidenses "es menos una cuestión de ética que una cuestión de proteger su territorio".

    Hay que tener cuidado al entrar en el espacio aéreo de Estados Unidos ya que aplica el principio de extraterritorialidad, formalizado a través de la Ley Patriota, que pretende proteger la vida de los ciudadanos norteamericanos bloqueando la llegada de personas o el tránsito de objetos que representen una amenaza potencial para EEUU, observa el experto.

    Desde finales de 2003, los vuelos de Air France y Aeroméxico son considerados por la CIA como potenciales blancos terroristas. Según el servicio jurídico de la NSA, "no existen problemas legales que impidan vigilar los aviones de estas dos compañías en el extranjero", los cuales "deben encontrarse bajo la mayor supervisión tan pronto como entren en el espacio aéreo".

    Aunque Air France asegura que sus vuelos no permiten comunicaciones por teléfono o internet a diferencia de otras compañías. Pero no hay necesidad de estar en línea para ser vigilado: los británicos han establecido un sistema que recoge "todo el tráfico, de voz y datos, los metadatos y el contenido de las conexiones a bordo de los aviones", en ciertas áreas. Incluso sin usar el teléfono, solo con tenerlo encendido, se puede saber su ubicación, explica Antoine Lefebure, especialista en tecnología de comunicaciones.

    Etiquetas:
    Aeroméxico, Air France, NSA, EEUU, México, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook