En directo
    Fidel Castro, líder de la Revolución cubana, junto al entonces presidente del Consejo de Ministros, Leonid Brézhnev, y el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, Nikita Jruschov

    Exclusiva: los días al lado del líder de la Revolución cubana, revelación de un oficial de la KGB

    © Sputnik/ Yuri Abramochkin
    América del Norte
    URL corto
    Muere el líder de la Revolución cubana (109)
    13481

    Nikolái Leónov fue oficial de la KGB durante la Guerra Fría, época en que la amistad entre la URSS y Cuba se afianzó, gracias al triunfo de la Revolución cubana el 1 de enero de 1959.

    En 1963, Fidel Castro viajó por primera vez a la Unión Soviética a reunirse con los miembros del Gobierno de Nikita Jruschov. Fue entonces cuando Leónov, quien había estudiado historia de América Latina y trabajado como traductor español-ruso en la Editorial Progreso, fue elegido para ser intérprete del líder cubano en la capital rusa.

    "Cuando él [Fidel Castro] llegó por primera vez a Moscú en 1963, después de la famosa Crisis de los misiles, salimos a la Plaza Roja que estaba repleta de personas: soviéticas, latinoamericanas y cubanas (estos últimos estaban estudiando en los centros de enseñanza soviética). Lo primero que dijo Fidel antes de comenzar su discurso fue: 'compañeros latinoamericanos, les suplico que no aplaudan, por favor, cuando yo termine una frase o un párrafo; esperen a que el compañero lo traduzca al ruso, para que la reacción de ustedes sea simultánea a la reacción de los soviéticos'. Toda la multitud reunida en la plaza obedeció a Fidel y cuando yo terminaba la traducción se oían tremendos aplausos", recuerda Leónov.

    Miles de personas saludan a Fidel Castro en la plaza Roja
    © Sputnik/ Lev Nosov
    Miles de personas saludan a Fidel Castro en la plaza Roja

    Hoy en día, el exoficial recuerda con cariño a Fidel Castro. En su opinión, el líder de la Revolución cubana "fue, es y será uno de los grandes líderes del movimiento de liberación nacional, no solamente de Latinoamérica sino del mundo entero; sobre todo de los pueblos de los países en desarrollo".

    Entre otras cosas, Leónov recuerda que "Fidel era una persona común y corriente", que tenía predilección por los frutos del mar y disfrutaba de cocinar en casa. "Casi no tomaba", revela el exoficial ruso y cuando los doctores le dijeron que solo debía fumar un habano al día, Castro, con el humor que lo caracterizaba, "ordenó que le prepararan un habano de medio metro de largo" y se presentó ante la prensa nacional e internacional encendiendo el habano gigante y diciendo que un habano al día era la dosis recomendada por sus doctores.

    Fidel Castro "era un hombre que tenía una inteligencia, una voluntad, una erudición increíble. Por eso él levantó a todos los países de América Latina que vivían de rodillas ante Washington, les dio coraje, les dio valentía y valor, salvó la dignidad de esos pueblos. Prácticamente, el triunfó más que otros líderes de la liberación nacional latinoamericana porque vio a América Latina libre del yugo moral, psicológico y militar de EEUU. Ese es el enorme mérito de Fidel Castro", concluye, con orgullo en la voz, Leónev.

    ​La noticia sobre la muerte del líder de la Revolución cubana conmocionó a todos. Lea aquí cómo el mundo vive el día cuando falleció Fidel Castro.

    Tema:
    Muere el líder de la Revolución cubana (109)

    Además:

    Increíble: festejan la muerte de Fidel Castro en Miami (vídeo)
    Putin transmite sus condolencias a Cuba por la muerte de Fidel Castro
    Fidel Castro Ruz, una vida en revolución
    Beth Carvalho, la sambista amiga de Fidel Castro y Hugo Chávez
    Etiquetas:
    Nikita Jruschov, Nikolái Leónov, Fidel Castro, Plaza Roja, Cuba, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik