En directo
    América del Norte
    URL corto
    Elecciones EEUU 2016 (586)
    0 51
    Síguenos en

    EEUU es la mayor economía del planeta, por lo que, en gran parte, los mercados del resto del mundo dependen de sus decisiones. El columnista del diario ruso Lenta, Dmitri Migunov, analiza cuáles serán los efectos de los programas de los candidatos a ocupar la Casa Blanca.

    Los cambios introducidos por el actual presidente, Barack Obama, no dieron resultados notables en la economía, opina el autor. Los ricos siguieron haciéndose más ricos y los pobres continuaron cayendo en la pobreza. De los candidatos actuales a la presidencia se espera algo más sustancial.

    La economía de mañana

    En general, el programa de Hillary Clinton no se diferencia mucho del curso de Barack Obama. Sin embargo, hay ciertos ajustes. Su lema económico dice: "A construir la economía no del ayer, sino del mañana".

    El programa prevé un aumento de las inversiones estatales en los desarrollos de investigación, el establecimiento de sistemas de financiación de los estudiantes, así como inversiones en la infraestructura. Además, está prevista una serie de medidas para reducir la desigualdad de ingresos.

    ​Para realizarlo se necesita dinero. El equipo de Clinton espera obtenerlo de las contribuciones tributarias. En particular, se propone incrementar la tasa de impuestos para todas las personas que ganan un millón de dólares o más por año.

    Con respecto al comercio internacional, los planes de Clinton parecen contradictorios. Se pronunció partidaria de firmar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), sin embargo, al ver el descontento de la población por la expansión de las relaciones comerciales, la candidata se manifestó en contra del mismo.

    ¡Fuera los impuestos!

    Donald Trump se centra principalmente en reducir los impuestos para todos los estratos sociales. Su prioridad son las familias, pero además, el multimillonario tiene la intención de debilitar la carga tributaria para el negocio, incluyendo a los grandes negocios.

    Al mismo tiempo, para las empresas que decidan pagar impuestos en EEUU, se propone un impuesto único de 10%. Este punto es especialmente importante, ya que las empresas estadounidenses suelen utilizar desvíos legales para llevar sus activos y ganancias a zonas más favorables.

    Los acuerdos comerciales interestatales es uno de los temas más criticados por Trump. El multimillonario condena los acuerdos Transpacífico y el Transatlántico, así como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), suscrito entre Canadá, EEUU y México y vigente durante veinte años. En su opinión, estos contratos solo dejan sin puestos de trabajo a los norteamericanos y condenan a millones de sus ciudadanos a la pobreza.

    Lea también: Peligran cinco millones de empleos en EEUU por tratado de libre comercio

    Los efectos de los programas

    Al hablar sobre el impacto de los resultados de las elecciones en la economía de EEUU, el autor observa que la realización de los programas de ambos candidatos requiere de una gran cantidad de dinero.

    De acuerdo con las estimaciones del Centro de Política Fiscal, el programa de Clinton requerirá aumentar el endeudamiento en 200 millones de dólares, y las iniciativas de Trump provocarán un déficit aún mayor.

    Los analistas del centro creen que para un crecimiento económico a corto plazo, el plan de Trump es más beneficioso. Si se lleva a cabo de inmediato, el PIB en 2017 crecerá un 1,7%, mientras que con el programa de Clinton este indicador disminuirá un 0,4%.

    Dólares
    © Sputnik / Natalia Seliverstova
    A largo plazo, el plan de Clinton dará un mayor efecto: se prevé que para el 2036 el PIB aumentará un 0,5%, y el programa de Trump lo reducirá unos 4%. Si se tiene en cuenta la dura política migratoria planteada por el candidato republicano, la población de EEUU crecerá mucho más lentamente, lo que significa que la diferencia en el crecimiento del PIB per cápita será menor, pero aun así estará a favor de Clinton.

    En general, el jefe de Estado solo propondrá un curso general para la política económica. Los problemas concretos los van a solucionar las capas superiores de ambos partidos y los representantes del sector empresarial. Lo que inevitablemente reducirá al mínimo las diferencias radicales entre los dos programas.

    Tema:
    Elecciones EEUU 2016 (586)

    Además:

    "El imperio estadounidense está al borde de colapso"
    Los economistas prevén una Tercera Guerra Mundial
    Rusia, ¿futuro centro económico del mundo?
    El fin de la economía mundial tal y como la conocemos
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, economía, Donald Trump, Hillary Clinton, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook