Widgets Magazine
21:54 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    Hillary Clinton y Donald Trump, candidatos a las elecciones en EEUU

    La histeria antirrusa, herramienta número uno en las elecciones de EEUU

    © AFP 2019 / Karen Bleier
    América del Norte
    URL corto
    0 13
    Síguenos en

    En su última entrega, el semanario Newsweek acusó a Donald Trump de ser una marioneta que recita "propaganda putinista", una idea de la que no existe evidencia alguna, pero repetida hasta la saciedad por la gran mayoría del 'establishment' periodístico norteamericano.

    Uno de los pocos periodistas que se ha atrevido a desafiar ese 'statu quo' es Glenn Greenwald, ganador del premio Pulitzer en 2014, quien se pronunció en contra de lo que llamó una teoría conspiratoria que asegura que el Kremlin está 'metiendo mano' en las elecciones estadounidenses.

    Ver a tantos periodistas y comentaristas "razonables, inteligentes y generalmente cuidadosos" envueltos en este juego, "básicamente difundiendo la idea de que Kurt Eichenwald —periodista de Newsweek— ha descubierto alguna clase de perverso plan ruso… me ha perturbado sobremanera", explicó Greenwald en exclusiva para Sputnik.

    Para el periodista, los medios de comunicación estadounidenses permanecen en tal estado de histeria que "cualquiera que no guste políticamente, cualquiera que sea visto como enemigo nacional, debe ser acusado de ser un instrumento del Kremlin". Paralelamente, crean la imagen de Rusia como un "amenaza esencial para EEUU".

    Mientras tanto, esa misma situación permite a los medios crear una cortina de humo, enfocándose exclusivamente en noticias que ayuden a ganar a uno de los candidatos, más exactamente a Hillary Clinton, e ignorando todo lo demás.

    "Por ejemplo, solo la semana pasada tuvo lugar un espantoso bombardeo deliberado por parte de Arabia Saudí, que usó armas estadounidenses, contra un funeral en Yemen. El ataque mató a 140 personas e hirió a más de 550".

    "No recibió casi nada de atención [en los medios norteamericanos]", subrayó Greenwald.

    El experto asegura, además, que las consecuencias de esa rusofobia infundada pueden ser catastróficas, porque se genera la idea de que EEUU debe hacer frente a Vladímir Putin, a quien han convertido en "un villano, un mal supremo, cuya intención es casi conquistar EEUU, dictando el resultado de las presidenciales".

    "Cuando los republicanos empiecen a pedir a Hillary Clinton que tome represalias contra Rusia, ¿cómo va a tener ella libertad para resistir esos llamados, si ha gastado un año entero o más en sembrar el miedo entre todo el mundo acerca de Vladímir Putin para aumentar sus posibilidades políticas?".

    Lea también: Putin gana la guerra mediática

    Es irónico, concluye Greenwald, que sean ahora los demócratas quienes se dediquen a usar la vieja táctica política del 'monstruo ruso', dado que, durante años, fueron los republicanos los que demonizaron a los demócratas con ese juego. 

    Además:

    Los odios de los estadounidenses: Putin, Trump y los medios
    Medios: Washington quiere evitar que Putin aparezca como 'vencedor' en Siria
    Etiquetas:
    Donald Trump, Hillary Clinton, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik