Widgets Magazine
03:59 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Donald Trump y Hillary Clinton durante debate

    Trump y Clinton, un debate amargo y con visos de escándalo

    © AP Photo / John Locher
    América del Norte
    URL corto
    Elecciones EEUU 2016 (586)
    179
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — En un debate tenso desde el primer momento, los dos candidatos presidenciales que dominan la escena en EEUU, el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, se empeñaron el domingo a fondo en ataques personales.

    El millonario intentó inicialmente repeler las reacciones adversas de un audio divulgado el viernes que lo mostraba alardeando de acosar sexualmente a las mujeres.

    "No estoy orgulloso y pedí perdón a mi familia y país…, pero fue solo una charla", dijo Trump.

    El viernes se divulgó un audio de 2005 en el que Trump alardeaba de acosar a las mujeres y de besarlas e incluso tocarlas de manera impropia sacando ventaja de su condición de "estrella".

    "¿Usted no besó mujeres ni las tocó sin su consentimiento?", lo interrogó una y otra vez la moderadora Martha Raddatz.

    "Tengo tremendo respeto por las mujeres… No lo hice", dijo Trump.

    Clinton aprovechó para atacarlo.

    El audio del viernes "fue Donald hablando de las mujeres, lo que piensa y lo que hace; es claro que representa exactamente lo que es, porque lo hemos visto en la campaña insultarlas, humillarlas por su apariencia, denigrar a una ex Miss Universo", dijo Clinton.

    La candidata añadió que Trump no solo ha agredido a las mujeres sino a los inmigrantes, afroestadounidenses, latinos, discapacitados y prisioneros de guerra.

    "Eso fue solo una charla, no estoy orgulloso, pero ya pasó", dijo Trump, pasando de inmediato a la ofensiva.

    "Pero si vemos al expresidente Bill Clinton, no fueron palabras sino acciones, abusó de las mujeres; fue abusivo y Hillary las atacó de manera vergonzosa; algunas de ellas han venido aquí", dijo Trump en referencia a Paula Jones, Juanita Broaddrick y Kathleen Willey, quienes acusaron al exmandatario de supuestos ataques sexuales en sus años como gobernador de Arkansas o en la Casa Blanca (1993-2001).

    Ese fue el primer asunto de un debate que comenzó sin apretón de manos entre los contrincantes.

    Islamofobia

    El republicano, que perdió este fin de semana el apoyo de 44 dirigentes de primer nivel del Partido Republicano, entre ellos el influyente senador John McCain, también tuvo que dar explicaciones sobre sus propuestas contra los musulmanes.

    "La islamofobia es una desgracia", dijo Trump.

    Pero ante una pregunta de los moderadores, aclaró que su propuesta anterior de prohibir el ingreso de los musulmanes es en realidad un "control extremo".

    Mientras ingresan al país decenas de miles de refugiados "no sabemos quiénes son, de dónde vienen" y el presidente Barack "Obama y Clinton quieren que entren decenas de miles más", dijo Trump.

    Clinton replicó que ya existen controles rigurosos de quienes ingresan.

    "¿Vamos a prohibir gente por su religión? ¿Cómo hacemos eso, cuando nuestra Constitución dice lo contrario? ¿Vamos a hacer test religiosos?", cuestionó Clinton.

    Rusia y Siria

    La política de EEUU en el conflicto de Siria y el papel que juega en él Rusia fue también motivo de duros choques.

    Trump criticó la postura agresiva de Clinton hacia Rusia al alegar que el Gobierno ruso "está combatiendo a ISIS", en referencia al grupo terrorismo Daesh (proscrito en Rusia), al igual que el régimen sirio de Bashar Asad.

    "Rusia va tras ISIS, Siria va tras ISIS, Irán va tras ISIS… entonces ¿por qué vamos contra ellos?", cuestionó Trump.

    El postulante republicano consideró totalmente equivocada la política exterior de EEUU en Medio Oriente y en particular en el conflicto sirio y el declarado apoyo de Clinton a los grupos rebeldes que combaten contra Asad.

    "Ella habla de los rebeldes y ni siquiera sabe quiénes son los rebeldes, ni siquiera puede encontrarlos", lanzó Trump.

    El postulante aseguró que desplegaría tropas en Siria y que realizaría operaciones secretas para liquidar a Daesh.

    Clinton rechazó con vehemencia el despliegue de tropas y propuso realizar ataques selectivos sobre los líderes de Daesh y armar a la minoría kurda como un mecanismo eficiente para combatir a los grupos terroristas.

    Por otra parte, sostuvo que es necesario investigar la posible comisión de crímenes de guerra por parte de los rusos y del régimen de Bashar Asad.

    La postulante demócrata acusó a la Fuerza Aérea rusa de estar embarcada en un "firme esfuerzo" para destruir la ciudad siria de Alepo, mientras "ignora" al grupo terrorista Daesh (autodenominado Estado Islámico).

    Clinton también advirtió que su país se encuentra bajo un ataque informático sin precedentes, originado en el Kremlin, con el fin de influir en las elecciones estadounidenses.

    "El Kremlin, es decir (el presidente ruso Vladímir) Putin y el Gobierno ruso, están dirigiendo ataques informáticos contra cuentas estadounidenses para influir en nuestras elecciones, y Wikileaks es parte de eso", dijo Clinton.

    En esa interferencia, según Clinton, "Rusia ha decidido que quiere a Trump como presidente".

    Si soy presidente, usted estaría presa

    Trump también atacó a Clinton por el polémico uso de un servidor de correo electrónico privado mientras fue secretaria de Estado (2009-2013).

    "No creí que diría esto, y odio hacerlo, pero cuando gane la presidencia voy a nombrar un fiscal especial para que la investigue porque nunca he visto tantas mentiras y ocultamiento", dijo Trump dirigiéndose a Clinton.

    Clinton contestó "me alegro de que no esté a cargo de la presidencia" ante lo cual Trump replicó "porque usted estaría presa".

    La candidata demócrata admitió que se trató de un error tener un servidor privado de correo, pero aclaró que los mensajes eliminados eran de índole personal y que luego de un año de investigaciones no aparecieron evidencias de que material clasificado hubiera caído en manos equivocadas.

    ¿Quién ganó?

    Un sondeo realizado por la cadena CNN dio ganadora del debate a Clinton por 57%, contra 34% de los encuestados que consideraron triunfador a Trump.

    Para Clinton, el resultado es peor que en el primer debate, en el que el 62% de los encuestados la dieron como ganadora.

    En cuanto a Trump, parece haber sido más convincente en el segundo debate que en el primero, a pesar del escándalo que siguió a la publicación de un vídeo de 2005 con sus comentarios obscenos sobre mujeres.

    Un 63% de los entrevistados dicen que Trump actuó ayer mejor que en el primer debate, frente al 21% que sostienen la opinión contraria. Otro 15% no ven diferencia alguna.

    Tema:
    Elecciones EEUU 2016 (586)

    Además:

    ¿Hillary o Trump, quién es más peligroso para América Latina?
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, debates electorales, Donald Trump, Hillary Clinton, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik