En directo
    América del Norte
    URL corto
    122
    Síguenos en

    Según los empleados de la empresa SpaceX, la explosión del cohete portador Falcon 9 podría haber sido un acto de sabotaje, informa The Washington Post.

    La compañía de Elon Musk no descartó la posibilidad de que su competidor directo —United Launch Alliance (ULA)— se haya visto involucrado en la destrucción de la nave espacial que tuvo lugar el 1 de septiembre.

    En condición de anonimato, una fuente dentro del medio afirmó que unas semanas después de la explosión, un empleado de SpaceX había visitado la instalación de ULA en Cabo Cañaveral para pedir acceso a la azotea de uno de los edificios. Había explicado que SpaceX investigaba todas las causas posibles de lo ocurrido y quería comprobar una peculiaridad que parecía sospechosa.

    "En la grabación de la explosión los empleados de SpaceX vieron una "sombra extraña y luego una mancha blanca" en la azotea del edificio cercano, que pertenece a ULA", dijo.

    © Sputnik .
    Estalla el cohete espacial de SpaceX Falcon 9 en la plataforma de lanzamiento

    El 1 de septiembre en el complejo de lanzamiento de Cabo Cañaveral, en el estado de Florida, el cohete Falcon 9 explotó durante las maniobras de revisión previas a la partida que estaba prevista para el mismo mes. Unas horas después del accidente, Elon Musk indicó que la posible causa de la explosión podría ser una falla técnica en el tanque de oxígeno que resultó en la destrucción de la nave.

    No obstante, ULA le había negado el acceso e invitó a un periodista de BBC EEUU quien, tras investigar la azotea, declaró no haber detectado "nada que pudiera estar relacionado con la explosión".

    Además, el empresario señaló que habría podido ser un ovni lo que provocó la explosión de Falcon 9.

    SpaceX y ULA son rivales que luchan por ganar el mayor número de contratos en el ámbito de seguridad nacional.

    Durante una década ULA tuvo el monopolio de estos contratos como el único proveedor de lanzamiento de naves espaciales certificado por la Fuerza Aérea de EEUU. No obstante, en 2014 SpaceX demandó a la Fuerza Aérea por el derecho de competir con ULA.

    En 2015 a la empresa de Elon Musk le fue concedida la certificación, después de lo cual ULA despidió a su jefe ejecutivo y contrató a uno nuevo que se comprometió a competir con SpaceX.

    Además:

    SpaceX prueba un motor de cohete capaz de transportar humanos a Marte
    SpaceX pretende lanzar en otoño un Falcon 9 con etapa recuperada
    Estadounidense SpaceX envía al espacio satélite tailandés Thaicom 8
    Etiquetas:
    rivales, explosiones, sabotaje, investigación, Falcon 9, United Launch Alliance (ULA), SpaceX
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik