En directo
    América del Norte
    URL corto
    107
    Síguenos en

    En el mercado de los servicios penitenciarios de EEUU, la empresa TCI —Texas Correctional Industries— parece no tener competencia.

    El volumen de las mercancías y los servicios vendidos en 2014 por TCI alcanzó los 89 millones de dólares, de acuerdo con los dados oficiales. La compañía texana tiene más de 10.000 cabezas de ganado, alrededor de 100.000 cerdos, granjas avícolas y más de 25 tipos de cultivos. Y eso solo en el sector agroindustrial.

    ¿Cuál es la fórmula de su éxito? El uso de mano de obra no remunerada, opina Alexandr Shpunt, autor de un artículo para la agencia Regnum, que calificó este esquema financiero como "la nueva esclavitud".

    Agricultores, electricistas, cocineros, basureros: "en cualquier área donde haga falta mano de obra humana, imposible de sustituir por una máquina, estará el consorcio TCI".

    Todo porque la empresa utiliza "esclavos: los reclusos actuales de las cárceles de EEUU".

    La segunda semana de septiembre se lleva a cabo una huelga nacional contra el trabajo forzado no remunerado en las prisiones estadounidenses en 25 estados.

    "Sin embargo, este año, tal vez los esclavos tras las rejas tengan voz uno o dos días más, ya que es el aniversario, pues la huelga cumple [en realidad] 45 años", destaca el columnista.

    Formalmente, el trabajo de los prisioneros del TCI es voluntario. Pero surge la pregunta: ¿por qué los "voluntarios" llevan 45 años luchando contra su "derecho"?

    Según Shpunt, "miles de episodios documentados registraron cómo la administración de la prisión hace a los reclusos trabajar en las plantaciones amenazándolos con endurecer el régimen carcelario".

    La raíz del problema empieza en la moral estadounidense, considera el autor. En EEUU, el sistema penitenciario no apuesta por reinsertar a los prisioneros en la sociedad, sino por separarlos de ella, explica.

    Como resultado, actualmente EEUU es el líder en cuanto a cantidad de reclusos: más de 2,2 millones, es decir, uno de cada cuatro prisioneros del planeta es norteamericano.

    Texas, donde se ubica el consorcio TCI, cuenta con el mayor número de presos y centros penitenciarios de Estados Unidos: 143.000 en 124 prisiones.
    "De verdad, se trata de una mina de oro para el consorcio Texas Correctional Industries", concluye Shpunt.

    Además:

    Moscú critica la situación en las cárceles de EEUU tras la muerte de un ruso
    Etiquetas:
    esclavos, cárcel, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook