Widgets Magazine
02:37 GMT +322 Octubre 2019
En directo
    Un grafiti en Yemen denuncia los ataques de drones estadounidenses. Texto: ¿por qué han matado a mi familia?

    "La guerra de drones estadounidense no funciona"

    © REUTERS / Khaled Abdullah
    América del Norte
    URL corto
    Lucha contra Daesh (2016) (428)
    0 50
    Síguenos en

    Un reciente estudio realizado sobre los ataques aéreos no tripulados y su impacto en el terrorismo en Pakistán supone una útil contribución a la discusión sobre la eficacia de este tipo de ataques como herramienta en la lucha contra el terrorismo, según afirma Paul R. Pillar, columnista de National Interest.

    El autor del artículo opina que surgen grandes dilemas legales y morales a la hora de abordar el uso de estos sistemas, ya que se trata de armas manejadas por control remoto y usadas en lugares dispares que atraviesan varias fronteras internacionales. Uno de los puntos más delicados es el hecho de que estos ataques carecen de cualquier tipo de autorización bien definida por parte del Congreso para regular su uso en el extranjero.

    Algo que también debe cuestionarse, según Pillar, es la eficacia en cuanto a la eliminación de los miembros individuales de las organizaciones terroristas, incluyendo también a sus líderes, ya que el autor se pregunta si este tipo de acciones conducen realmente al debilitamiento o desaparición de un grupo yihadista determinado.

    "Esta táctica es solo uno de los muchos enfoques que hay que tener en cuenta para tratar de eliminar un grupo terrorista, y no necesariamente es uno de los más eficaces", observa el autor.

    Los grupos con una estructura interna bien desarrollada son expertos en cubrir los puestos vacantes. En ocasiones, además, el sustito resulta ser más fuerte que el líder abatido. Este fue el caso de Abu Musab al Zarqaui, líder de Al Qaeda en Irak, cuya muerte abrió el camino a Abu Bakr al Baghdadi para expandir el grupo hasta lo que ahora conocemos como Daesh, enfatiza el periodista.

    Existen ciertas razones para creer que la mayoría de estos efectos contraproducentes se dan como consecuencia de los ataques con drones. Incluso los datos estadísticos constatan el aumento de los ataques terroristas en las zonas donde se han realizado recientemente ataques con drones.

    "La aplicación de la fuerza destructiva de EEUU puede tener una repercusión negativa inmediata y amplia, mientras que los efectos favorables de la eliminación de un maleante del barrio tienden a ser más locales", resume el autor.

    Por lo tanto, de aparecer más datos sobre el uso indiscriminado de ataques con drones, los responsables políticos deberían revaluar desde el inicio todo el programa en vez de recurrir al uso de la fuerza a distancia solo "para hacer algo" contra la amenaza terrorista, concluye Pillar.

    Tema:
    Lucha contra Daesh (2016) (428)

    Además:

    Coalición antiterrorista triplica el número de sus drones en Siria
    La aviación de EEUU prevé siete millones de drones para 2020
    Etiquetas:
    ataque aéreo, drones, lucha antiterrorista, Daesh, EEUU, Oriente Medio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik