14:14 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Barack Obama, presidente de EEUU

    Obama acusa a varios políticos de ser parte de una "conspiración de armas"

    © AP Photo/ Susan Walsh
    América del Norte
    URL corto
    0 96146

    El presidente Barack Obama visitó la ciudad de Orlando, donde se produjo el mayor atentado de la historia del país con armas de fuego. El mandatario estadounidense rindió homenaje a las víctimas y exhortó nuevamente a restringir la venta de armas en EEUU, acusando a los políticos del país de falta de acción.

    "Nuestros políticos se pusieron de acuerdo para facilitar, en la medida de lo posible, la compra legal de unas armas increíblemente potentes por parte de los terroristas", declaró Obama a los periodistas tras hablar con los familiares de las víctimas.

    "Los que defienden el acceso libre a las armas, deberían reunirse con estas familias —las de los fallecidos—", añadió el presidente.

    En la noche del 12 de junio, el estadounidense de origen afgano y de 29 años de edad, Omar Mateen, mató a disparos a 49 personas e hirió a más de 50 en una discoteca gay. El delincuente fue abatido por la policía. Mateen trabajó en una empresa privada de seguridad y pudo comprar de manera legal un fusil automático, el cual usó para cometer el atentado.

    Lea también: La ONU llama a EEUU a endurecer el control de armas tras la tragedia en Orlando

    Hace unos años, el FBI investigó a Mateen "por eventuales vínculos con terroristas". Durante el ataque el delincuente llamó a los servicios de urgencia para reivindicar su lealtad al grupo yihadista Daesh, antes de que los policías lanzaran el asalto. El 13 de junio este grupo terrorista, proscrito en Rusia y otros países, reivindicó en su radio la autoría de esta matanza.

    En este contexto Obama volvió a llamar al Congreso a endurecer las normas para la venta de armas en EEUU. Señaló que la masacre representa un recordatorio más de lo fácil que es conseguir un arma que "permite disparar a gente en una escuela, un lugar de culto, un cine o una discoteca".

    Más: Demócratas estadounidenses exigen endurecer el control de armas

    "Lo que antes era una excepción para coleccionistas se ha convertido en una industria masiva, donde hay gente que dice que no está haciendo negocio vendiendo armas cuando en realidad sí lo está", explicó el mandatario, citado por la agencia Efe.

    El líder estadounidense lleva varios años intentando conseguir limitar la venta de las armas. Sin embargo, los legisladores se niegan a apoyar esta iniciativa, refiriéndose al derecho constitucional de los ciudadanos a portar armas.

    "Respeto la Segunda Enmienda; respeto el derecho a portar armas… pero creo que estamos de acuerdo en que tiene sentido hacer todo lo posible para mantener las armas lejos del alcance de gente que puede hacer daño a otros", manifestó el mandatario.

    Se espera que el 21 de junio el Senado celebre una reunión para discutir un proyecto de ley que prohíba la venta de armas a los terroristas potenciales.

    "Espero que el Senado responda a esta solicitud. Podemos prevenir algunas tragedias. Pero si nos quedamos sin hacer nada, seguiremos viendo masacres", concluyó Obama.

    Además:

    El asesino de Orlando era un visitante asiduo del club gay
    Obama confirma que el tiroteo en Orlando se investiga como un acto terrorista
    Presidente de la Duma: "El ataque de Orlando fue un fallo de Inteligencia de EEUU"
    Etiquetas:
    control, venta, armas, atentado, Barack Obama, Orlando, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik