En directo
    América del Norte
    URL corto
    113414
    Síguenos en

    La Segunda Guerra Mundial suele ser recordada por los americanos como una victoria de EEUU, mientras que en la percepción popular el Ejército Rojo soviético “cumplió más o menos un papel de ayudante”, informa Washington Post.

    Rusia se prepara para celebrar un nuevo aniversario de la victoria sobre el fascismo, entretanto en EEUU el día 9 de mayo pasa ‘sin pena ni gloria’, ya que los norteamericanos siguen pensando que la guerra fue ganada por ellos y que la URSS apenas ayudó, escribe el medio.

    Pero en realidad, las memorias de casi todos los rusos se centran en el sacrificio hecho por sus antecesores. Hoy en día pocos veteranos permanecen vivos, pero son sus hijos y nietos los que ahora desfilan por las calles en el Día de la Victoria con fotos de sus familiares, en paralelo con el desfile militar, explica el artículo.

    “Mientras que América tenía dos grandes océanos ‘protegiéndola’ prácticamente de cualquier ataque, Rusia fue asediada, bombardeada, invadida y re-invadida durante toda la guerra”, señala el periódico.

    A pesar de todo esto, el Ejército Rojo se levantó, avanzó hasta Berlín y jugó el papel principal en la derrota de Hitler.

    Aún hoy en día se desconoce la cifra exacta de los soviéticos —tanto militares como civiles— fallecidos en la guerra. La estimación reciente de la Defensa rusa afirma que la totalidad de las pérdidas del pueblo soviético alcanza los 26.6 millones de personas, entre ellos entre 8 y 12 millones de soldados, cifra incomparable con los 420.000 americanos que murieron durante la Segunda Guerra Mundial —ya una cantidad enorme, por su propia cuenta—.

    A lo largo de 4 años de combates sangrientos en el frente Oriental, Alemania sufrió un 75 por ciento de sus pérdidas militares totales en la guerra, afirma The Independent. Las batallas clave del período decisivo de la Segunda Guerra Mundial —el asedio de Stalingrado y la mayor batalla de tanques de la historia, la de Kursk— no tuvieron iguales en el frente oeste.

    La brutalidad de los combates, también, superó todo lo visto en Europa Occidental. Para la Alemania nazi, los territorios en el Este de Europa eran su presunto lebensraum —espacio vital—, que necesitaba ser “despoblado” para albergar a sus nuevos amos, recuerda The Independent.

    Lea también: La toma de Berlín: crónica de la agonía del Reich

    Ahora, 71 años después de la capitulación alemana, el Día de la Victoria sigue siendo para los rusos una celebración muy personal y sagrada, que va más allá de un simple —aunque grandioso— desfile militar, concluye Washington Post.

    Además:

    Regimiento Inmortal comienza su marcha por el mundo en honor a la Gran Victoria
    Famosa fiscal rusa graba una canción dedicada al Día de la Victoria
    Los moscovitas podrán reservar Kalashnikov de fogueo en acto del Día de la Victoria
    Etiquetas:
    Día de la Victoria, Segunda Guerra Mundial, Alemania, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook