En directo
    América del Norte
    URL corto
    1280
    Síguenos en

    La creciente hostilidad de los funcionarios de EEUU hacia los medios de información rusos se debe a la inhabilidad de contrarrestar el mensaje de Rusia, opinan expertos.

    La obsesión del país norteamericano en aventajar a Rusia en la esfera de las relaciones públicas es evidente, pero a pesar de tener recursos financieros incomparables, los medios estadounidenses fallan en eliminar la visión rusa, afirma Richard Pace en su artículo para el sitio web Everything PR.

    Al ver que la competencia directa no resulta a favor de EEUU, los estadounidenses llaman a recurrir a medidas agresivas. Tal es el caso de David Kramer, exjefe de la organización no gubernamental Freedom House, que planteó el cierre de los medios rusos. Incluso a nivel de la OTAN, los medios de comunicación rusos están calificados como "oponentes" y no como medios con puntos de vista alternativos a la imagen generada por los medios occidentales.

    El año pasado el nuevo jefe de la agencia federal de radio y televisión estadounidense (BBG, por su siglas en inglés), Andrew Lack, puso la cadena rusa RT en la lista de las amenazas más importantes para EEUU junto con Daesh y Boko Haram —ambos grupos terroristas y proscritos en Rusia—. "Las discrepancias que EEUU tiene con Rusia en varios aspectos, no es razón para equiparar otra superpotencia con terroristas que matan a inocentes por todo el mundo", dice Pace.

    "En vez de alarmarse, uno puede buscar las raíces del por qué la posición rusa es atractiva. Tal vez los fracasos de la política de EEUU tengan algo que ver con la derrota mediática. Rusia logró su victoria limpiamente", opina el experto.

    ¡No a la propaganda rusa!
    © Sputnik / Vitaly Podvitski
    La posición de EEUU hacia los medios financiados por Rusia es hipócrita. El presupuesto mediático total del Gobierno de Rusia en 2016 comprende cerca de 1.000 millones de dólares. Al mismo tiempo, la cadena británica BBC se funda por un impuesto obligatorio —es decir, es ilegal no pagarlo— que acumula hasta la fecha 7.7 mil millones de dólares y se encuentra a la espera de un aumento por parte de la Defensa del Reino Unido.

    Pero el volumen y el método de financiación de BBC no le molestan ni a BBG ni a EEUU porque están de acuerdo con el mensaje británico, destaca Pace. Es el derecho de EEUU de estar de acuerdo con BBC, pero presentar su punto de vista es también un derecho para Rusia en un mundo libre. Tiene una obligación de hablar por su pueblo.

    "Las relaciones públicas no siempre dependen del volumen de los presupuestos. Si el país norteamericano siente que pierde ‘la guerra mediática' —que es verdad—, debe examinar las causas", concluye el autor.

    Además:

    Margarita Simonián dice estar "enternecida" por la propuesta de cerrar RT y Sputnik
    RT, indignado por la petición de confiscar los bienes del canal en EEUU
    Directora de Sputnik acusa a la UE de silenciar las voces alternativas
    Etiquetas:
    medios, información, financiación, Broadcasting Board of Governors/BBG, RT, Sputnik, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook