En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    La renuncia del presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, el republicano John Boehner, es celebrada este viernes por los sectores más conservadores de su propio partido, con los que mantenía profundas diferencias, informa la prensa estadounidense.

    “No hay dudas de que es una victoria de los conservadores”, declaró el representante del opositor Partido Republicano, Tim Huelskamp, en referencia a la inesperada renuncia de Boehner, quien dejará su escaño el 30 de octubre.

    Boehner se retiró porque sabía que perdería su cargo como presidente de la cámara baja, añadió Huelskamp, quien hace parte del House Freedom Caucus, bloque de republicanos conservadores de la cámara baja que presionaban a Boehner para que renunciara.

    Este grupo estaba enfrentado a Boehner por la financiación pública de la organización no gubernamental Planned Parenthood, que se estima en unos 500 millones de dólares anuales.

    Planned Parenthood presta servicios de salud sexual y reproductiva a mujeres de bajos recursos, incluyendo anticonceptivos e interrupción voluntaria del embarazo, aspecto este último que genera fuerte rechazo del House Freedom Caucus.

    También el senador y precandidato presidencial republicano Marco Rubio se refirió a Boehner, sin nombrarlo expresamente, durante un acto este viernes.

    “Durante mucho tiempo he dicho que las decisiones de liderazgo deben ser tomadas por la Cámara de Representantes, pero también durante mucho tiempo he llamado al liderazgo republicano a que haga algo inusual: liderar”, dijo Rubio, en declaraciones recogidas por el Huffington Post.

    Varios representantes consultados por la prensa coincidieron en señalar que Boehner actuó para mantener unido a un Partido Republicano que presenta varias diferencias internas

    Así, su renuncia fue “un sacrificio” para “fortalecer” al partido, dijo el republicano John Shimkus.

    “Es realmente sorprendente e inaudito en la política moderna”, agregó.

    El republicano Charlie Dent, en tanto, cuestionó la presión del House Freedom Caucus, a cuyos integrantes responsabilizó de la medida de Boehner.

    “Es claro que los miembros opositores del bloque influenciaron su decisión”, señaló.

    Mientras, legisladores del gobernante Partido Demócrata estimaron que la dimisión de Boehner revela el “caos” en que se hallan los republicanos.

    La líder del bloque demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, calificó el anunció de Boehner de “sísmico”, agregando que es un “serio indicador del caos del bloque republicano”.

    El House Freedom Caucus venía amenazando con provocar un cierre del Gobierno similar al de 2013, si se aprobaba la financiación de Planned Parenthood.

    Semejante extremo implica la suspensión de todos los servicios gubernamentales, salvo los considerados “esenciales”, como las oficinas federales, los servicios de salud y las Fuerzas Armadas, entre otros.

    El “cierre” podría ocurrir cuando no se logra consenso sobre el presupuesto entre el Poder Ejecutivo y alguna de las cámaras del Congreso, lo cual podría suceder en este caso pues el presidente Barack Obama está dispuesto a vetar la suspensión de la financiación a Planned Parenthood.

    Boehner, de 65 años, fue elegido representante por primera vez en 1990 y fue nombrado presidente de la Cámara de Representantes en 2011.

    A instancias de Boehner, el papa Francisco dirigió un discurso al Congreso el jueves, con lo que se convirtió en el primer líder de la Iglesia Católica en hablar ante el Poder Legislativo de EEUU.

    Etiquetas:
    dimisión, Nancy Pelosi, Charlie Dent, Marco Rubio, Tim Huelskamp, John Boehner, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook