01:46 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Aspirante a la candidatura de presidente de EEUU, businessman, Donald Trump

    Donald Trump insiste en que expulsará a 11 millones de inmigrantes ilegales

    © REUTERS / Lucy Nicholson
    América del Norte
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    Tal y como ha dicho el periodista de CNN Jake Taper durante el debate televisivo entre los candidatos republicanos, no habido un tema más incendiario en esta campaña que el de la inmigración ilegal, y Donald Trump se ha reafirmado en su intención de deportar a 11 millones de inmigrantes, aunque ha sido incapaz de explicar cuál será el coste.

    "Para empezar quiero construir un muro", ha dicho Trump, "y los inmigrantes ilegales tendrán que salir, y si tienen un historial de arrestos, si han cometido delitos, si fueron encarcelados, no podrán volver, y así podremos volver a tener un país".

    Todo esto, ha afirmado, "puede hacerse con la gestión adecuada, y con compasión".

    Sus afirmaciones han sido inmediatamente criticadas por algunos de sus contrincantes, y uno de los más escépticos ha sido el actual gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que tras recordar sus credenciales como fiscal general de Nueva Jersey entre 2002 y 2008, ha explicado que "expulsar a 50.000 personas al día, durante 2 años, es una labor que ninguno de nosotros podría acometer dadas las limitaciones presupuestarias actuales y el número de agentes de la ley de los que disponemos".

    Christie, empero, ha concedido que Trump "tiene razón en la necesidad de reforzar la frontera", así como "usar la electrónica, y drones, y el FBI y la DEA".

    En su opinión, es también fundamental que las autoridades aeroportuarias y de fronteras tomen las huellas dactilares de todos las personas que viajan a EEUU, y crear una base de datos al alcance de las agencias relacionadas con la inmigración, de forma que "cuando supere los tres meses de estancia que les concede su visado como turistas, explicarles que tiene que abandonar el país".

    El neurocirujano Ben Carson, que marcha segundo en intención de voto, ha puesto como ejemplo de gestión en los asuntos migratorios las políticas desempeñadas por el Condado de Yuma, en Arizona, celebre desde que en 2010 inaugurase una imponente sección del muro fronterizo, de más de más de 6 metros de altura y que se extiende durante cientos de kilómetros.

    También se ha mostrado partidario de que una vez las fronteras hayan sido selladas, aquellos que tengan un "historial impecable", sean invitados "a trabajar en el sector de la agricultura, porque es ahí donde los americanos, principalmente, no quieren trabajar, y tendrán 6 meses para hacerlo, y si no lo hacen serán tratados como ilegales".

    Jeb Bush, que ha declarado considerarse "insultado" por los comentarios vertidos por Donald Trump respecto a su esposa, Columba Bush, nacida mexicana, ha explicado que "su esposa ama este país como cualquier americano, y quiere reforzar la frontera, pero también abrazar los valores tradicionales americanos que nos hacen especiales y únicos".

    Para Bush, se trata "de decidir si queremos seguir esa senda, según la cual si vienes a este país de forma legal y con un sueño puedes progresar y crear riqueza para todos nosotros, o si preferimos la vía de Donald Trump" y su discurso según el cual "todo es un desastre".

    Además:

    Donald Trump despide a empleado mexicano crítico con su campaña
    Trump podría hacer perder el voto latino al Partido Republicano
    Organizaciones latinas de EEUU temen que Trump refuerce a la derecha republicana
    Trump propone expulsar a sin papeles y permitir que los “buenos” vuelvan a EEUU
    Etiquetas:
    inmigrantes, Elecciones presidenciales en EEUU (2016), Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik