En directo
    El debate sobre la influencia del Wall Street en la política de EEUU según el NYT

    El debate sobre la influencia del Wall Street en la política de EEUU según el NYT

    © AP Photo / Jin Lee
    América del Norte
    URL corto
    Elecciones EEUU 2016 (586)
    0 21

    El periódico New York Times ha publicado un reportaje en que el analiza las sinergias entre los candidatos de EEUU a las primarias por la Casa Blanca y el poder financiero de Wall Street.

    El espectro va del rechazo frontal de los republicanos a la ley "Dodd-Frank Wall Street Reform and Protection Act", aprobada en 2009 para mejorar la responsabilidad y transparencia de las entidades bancarias, a la tibieza de una Hillary Clinton bien relacionada con los grandes bancos.

    Explica Nathaniel Popper, del New York Times, que sólo los candidatos demócratas a la izquierda de Clinton, Martin O'Malley, que en mayo habló de "unos bancos demasiado grandes para caer, controlar o ir a la cárcel", y Bernie Sanders, igualmente partidario de una regulación más estricta, reconocen que "se trata de una de las grandes reivindicaciones de los activistas más progresistas, ligada a un debate más amplio acerca de las desigualdades económicas y la riqueza".

    Pero Clinton, acreedora de generosas ayudas por parte de Wall Street en el pasado, se conformaría según Popper con propuestas menos radicales, tendentes al control fiscal sobre los beneficios antes que restituir la legendaria "Glass-Steagall Act", la ley de 1933, parte del New Deal del presidente Roosvelt, y que prohibía a la banca convencional duplicarse como banca de inversiones ante la quiebra de más de 4.000 entidades bancarias durante la Gran Depresión.

    La "Glass-Steagall Act", y con ella los cortafuegos entre la banca clásica y el funambulismo financiero, fue derogada en 1999, bajo el gobierno del presidente Bill Clinton, en buena medida, tal y como explicó el economista Dean Baker en 2013, gracias a los servicios del entonces Secretario del Tesoro, Robert Rubin, ejecutivo durante más de 25 años de Goldman Sachs y, tras su salida de la Casa Blanca, presidente del banco City Group, que sería con posterioridad rescatado de la quiebra mediante la inyección por parte del estado de más de veinte mil millones de dólares.

    Y si Sanders y O'Malley quieren recuperar la legislación de Roosevelt y Keynes, los republicanos piensan todo lo contrario e incluso aspiran a derogar la "Dodd-Frank Wall Street Reform and Protection Act", una ley que Baker, codirector del Center for Economical and Policy Research en Washington, considera no ya dura sino demasiado laxa y ambigua.

    Siempre según Baker, la legislación es hasta tal punto condescendiente que los inversores bancarios actúan sabiendo que el Gobierno acudirá al rescate en el caso de sufrir pérdidas, pues son "demasiado grandes para caer", e incluso se abstendrá de perseguir judicialmente a los responsables, con lo que en la práctica "estamos incentivando a los bancos para que cometan actividades criminales".

    Recuerda Popper que Jeb Bush, favorito del estabishment republicano a liderar el partido, fue asesor, "pagado", de Lehman Brothers y Barclays inmediatamente después de la crisis financiera.

    Y aunque ni él ni el resto de candidatos republicanos parece dispuesto a aliarse públicamente con Wall Street, "el sentimiento en favor de los negocios de los votantes republicanos limitará cualquier ataque contra la banca durante las primarias".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Elecciones EEUU 2016 (586)

    Además:

    Bernie Sanders le pisa los talones a Hillary Clinton en Iowa
    Etiquetas:
    The New York Times, Bernie Sanders, Martin O'Malley, Hillary Clinton, EEUU