En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El senador republicano Rand Paul ha alzado la voz para establecer un nexo probable entre las vacunas y el autismo.

    Entrevistado por CNN, Paul afirmó que "Sé de muchos casos de niños que hablaban y caminaban sin problemas, con desordenes mentales tras haber sido vacunados". El escándalo ha sido inmediato.

    Uno de los primeros en responder fue el conocido médico Sanjay Gupta. Para Gupta no hay duda de que existe una cierta indulgencia política en este asunto, la "clase de indulgencia que puede ser peligrosa".

    "Rand Paul", comentó el experto, "es médico, estoy seguro de que conoce las estadísticas y los estudios, y no sé de donde ha sacado esos datos".

    También recordó que "en medicina una correlación no significa una relación. Puede haber niños que presentaron desórdenes y que fueron vacunados en el mismo momento, pero porque esas dos cosas sucedieran a la vez no significa que una haya causado la otra".

    Tal y como demostró un monumental metaestudio llevado a cabo en 2014 por un equipo de científicos de la Universidad de Sidney liderado por Guy Slick, no existe ningún estudio que haya sido capaz de establecer vínculos entre la vacunación de niños y el autismo.

    El mito proviene de un papel, publicado por el doctor Andrew Bakefield en 1998, que ya se demostró en su día completamente fraudulento.

    La indignación de Gupta, extensiva a la práctica totalidad de la comunidad científica, ha colocado en una difícil situación al senador Paul, uno de los cabezas de cartel del Tea Party y posible candidato a las primarias por las presidenciales.

    Con estas palabras refuerza una imagen radical, que podrían aprovechar otros rivales.

    Enemigo acérrimo de todo lo que simboliza Washington, el hijo del que fuera candidato a la presidencia, Ron Paul, casi nunca rechaza la polémicas.

    Sonada fue su demanda contra las escuchas telefónicas masivas por parte de la Agencia Nacional de Seguridad.

    Es contrario al aborto en todos los supuestos, ambiguo respecto al papel que le corresponde a EEUU en el ámbito internacional, y en general apuesta por recortar severamente los presupuestos del Estado.

    Un héroe para el Tea Party y, desde hoy, un tipo inquietante para los expertos en inmunología, los pediatras, los neurólogos y los psiquiatras de su país.

    Etiquetas:
    vacunación, autismo, Rand Paul, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook