En directo
    América Latina
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Dos adolescentes denunciaron al Estado paraguayo ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la ejecución, a manos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) del Ejército, de dos menores de edad, dijo a Sputnik el presidente de la Asociación Gremial de Abogadas y Abogados de Argentina, Eduardo Soares.

    "Dos chicas, Tamara y Anahí, declararon hace cuatro días en las Naciones Unidas, en el comité de ejecuciones sumarias, contra Paraguay porque vieron cómo el Ejército de ese país atacó a un campamento de civiles, donde había solo niños y se llevaron vivas a dos menores de edad, Lilian y María de Carmen de 11 años, que después el Ejército ejecutó", dijo Soares.

    El 11 de septiembre de 2020, dos niñas de 11 años fallecieron en medio de un operativo de la FTC en la localidad de Yby Yaú, en el departamento de Concepción (noreste), para capturar a integrantes del grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

    Según el Gobierno paraguayo, las menores ejecutadas estaban en un campamento del EPP por lo que el Poder Ejecutivo presentó una denuncia penal contra el grupo por reclutar a menores de edad.

    Sin embargo, Soaes sostiene que en el campamento no había integrantes del grupo armado.

    Las dos adolescentes, de 14 y 18 años, que testificaron ante la ONU viajaron desde Argentina a Paraguay para poder conocer a sus padres, integrantes del EPP.

    El EPP es un grupo armado de tendencia marxista leninista que surgió en 2008 y realiza operaciones tipo guerrilleras.

    Se le atribuyen 64 muertes y secuestros, entre ellos del expresidente Oscar Denis, y actúa en la zona norte de la región oriental del país.

    Persecusión y travesía

    En 2019, Laura Villalba, enfermera y hermana de uno de los jefes militares del grupo armado, decidió viajar a Paraguay con cinco niñas para que conocieran a sus padres que son integrantes del EPP.

    Entre las cinco se encontraban Tamara (18 años) y Anahí (14).

    También estaban la hija de Laura Villalba, María Carmen, de 11 años, Lilian (11) y Carmen Elizabeth (alias Lichita, 14 años).

    Las seis ingresan desde Argentina a Paraguay, ya que hace diez años viven en Misiones, y se internan en el departamento de Concepción (norte), que es donde opera el EPP.

    "Las niñas se instalan en una estancia y hacen un campamento civil para visitar a sus padres. Pero la inteligencia militar paraguaya, apoyada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), asesores israelíes y colombianos, determina que están las niñas. Dan un típico golpe de superioridad táctica. Atacan el campamento civil, donde no había armas, sin presencia de fuerzas beligerantes, a los tiros, capturan vivas y lastiman a dos niñas y hieren en una pierna a Lichita", explicó Soares.

    Todas las demás pueden escaparse, excepto las de 11 años, que son "capturadas vivas, torturadas y ejecutadas", denunció.

    "Eso fue presenciado por Laura, Tamara, Anahí y Lichita. Las cuatro se internan en el bosque. El EPP destina a tres personas que van a tratar de sacarlas del lugar pero son ejecutadas por fusiles de alto alcance con miras calóricas que determinan el calor a quinientos metros. En esa operación de ejecución a estos tres miembros del EPP vuelven a herir a Lichita", agregó.

    Sostuvo que, a pesar de esta situación, Laura, Anahí, Lichita y Tamara lograron escaparse, pero se perdieron en el monte.

    "Tienen que sobrevivir en condiciones deplorables, comen víboras, no hay agua. Cuando están desfallecientes, Tamara y una de las mellizas bajan a buscar agua, se pierden, solo se escuchan sus voces en la noche del monte. Ante esta situación, Laura deja a Lichita en un lugar determinado y va a buscar a las otras dos. Como no las encuentra, vuelve a buscar a Lichita, pero no está más", señaló.

    El abogado explicó que un grupo de aborígenes le dijo a Laura que vieron subir a Lichita por la fuerza a un camión con tropas militares o civiles.

    "Lichita es la niña que ahora estamos buscando. Las otras dos chicas lograron llegar a la carretera y pasaron terribles penurias para romper el cerco de la FTC con ayuda de pobladores. Lograron recorrer 600 km que hay hasta Asunción y de ahí cruzar ilegalmente a Argentina. Hoy las tenemos a resguardo", agregó.

    Hace unas semanas una comitiva de abogados de Argentina y Brasil llegó a Paraguay para recolectar información sobre el paradero de "Lichita", que desapareció en noviembre pasado.

    En tanto, Laura Villalba fue detenida el 23 de diciembre; el Gobierno la acusa formar parte del EPP.

    El Gobierno paraguayo sostiene que el EPP utiliza a menores de edad nacidos dentro de los campamentos, que son adiestrados en actividades criminales por sus familiares.

    Según las autoridades, los niños nacen en los campamentos y son trasladados a Argentina para ser criados por familiares.

    Las autoridades creen que desde allí regresan a la zona norte de Paraguay para ser adiestrados y sumarse al EPP.

    Paraguay le niega a Argentina información sobre muerte de dos niñas

    "El Estado paraguayo le ha negado todo a la Cancillería argentina. Le niega el acceso al expediente. La Cancillería argentina pidió la intervención del Equipo Argentino de Antropología Forense que tiene un prestigio internacional, tampoco se lo permiten. No le permiten ni al cónsul ni al embajador ver la causa", dijo Soares.

    Un hecho que generó cuestionamientos es que las niñas fueron enterradas sin ser identificadas, algo que, según la fiscalía, se realizó atendiendo al protocolo por la emergencia sanitaria por el COVID-19.

    La argumentación del coronavirus se esgrimió también para justificar la quema de las prendas que supuestamente vestían las menores.

    "Mientras Paraguay dice que mataron a las niñas en combate, Argentina pide hacer una autopsia. Cuando aparecieron los cadáveres se las ve a las dos niñas con sus ropas sin heridas de bala, nada. Esas prendas las cremaron por supuesta prevención de COVID-19. Era una prueba fundamental", dijo Soares.

    Asimismo, señaló que el Gobierno hizo desaparecer el video de la intervención.

    "Paraguay dice que el Estado argentino falsificó el documento de las nenas. Primero dijeron que las chicas tenían 20 años y no 11. Hasta el propio médico paraguayo que hizo la autopsia tuvo que determinar que tenían 11. Después dicen que no eran argentinas, sino paraguayas", agregó.

    Etiquetas:
    Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), ejecuciones extrajudiciales, ONU, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook