En directo
    América Latina
    URL corto
    0 26
    Síguenos en

    MANAGUA (Sputnik) — El Gobierno de Honduras desmarcó al presidente Juan Orlando Hernández de acusaciones de fiscales estadounidenses, que vincularon al mandatario con el narcotraficante hondureño Geovanny Daniel Fuentes Ramírez.

    "La versión que Pdte.@JuanOrlandoH supuestamente aceptó dinero de drogas de un Geovanny Daniel Fuentes Ramírez, o dio protección o coordinación a narcotraficantes, es 100% falso y parece estar basado en mentiras de criminales confesos que buscan venganza", escribió en la red social Twitter Casa Presidencial (@Presidencia_HN), sede del Ejecutivo.

    La segunda parte del mismo tuit agrega que: "Esta y otras alegaciones oportunistas languidecen ante el contundente hecho que durante la Administración Hernández el tráfico de coca por Honduras se redujo de 87% a 4% de 2013 a 2019 según reconocen las publicaciones del Departamento de Estado (INCRS) de dichos años".

    Fiscales del Distrito Sur de Nueva York emitieron documentos judiciales de 55 páginas en total en los cuales aseguran que el presidente de Honduras aceptó sobornos de un narcotraficante hondureño a cambio de proteger su laboratorio de cocaína y sus actividades de narcotráfico.

    Indicaron además que Hernández accedió a que las Fuerzas Armadas de su país ayudaran al citado delincuente a transportar la droga.

    Los documentos de los oficiales de justicia identifican como el autor del presunto soborno al ciudadano hondureño Geovanny Daniel Fuentes Ramírez, quien fuera arrestado el 1 de marzo del 2020 en la ciudad estadounidense de Miami.

    "Nuevamente los narcotraficantes acuden a la misma táctica para desacreditar al único gobierno que los ha enfrentado con valentía para desarticular sus imperios del crimen y la impunidad, creando una nueva historia falsa sin sustento, basada solamente por declaraciones de delincuentes, sin pruebas y sin respaldo", expresó en aquella oportunidad la Presidencia de Honduras a través de un comunicado.

    Los propios fiscales neoyorquinos relacionaron entonces a Hernández, a quien identificaron como CC-4 (co-conspirador número 4) con Fuentes Ramírez en 2013, cuando el actual mandatario era el presidente del Congreso Nacional (parlamento).

    A cambio de protección para el narcotraficante el político hondureño habría aceptado una suma de 25.000 dólares, indicaron entonces los mismos fiscales, que ahora también le acusan de malversar dinero de asistencia ofrecido por Estados Unidos a través de organizaciones fraudulentas sin ánimo de lucro.

    En octubre del 2019 un jurado estadounidense declaró culpable a Tony Hernández, hermano del presidente, de tráfico de drogas y posesión de armas.

    Tanto fiscales como extraficantes indicaron durante el juicio que Juan Orlando Hernández recibió fondos para financiar sus campañas electorales (2013 y 2017) de parte de los narcos.

    Incluso durante el juicio a su hermano el gobernante fue citado por su nombre y acusado de aceptar un millón de dólares en ganancias de la droga por parte del traficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán.

    En contraposición, Casa Presidencial expuso en Twitter que: "La administración del Pdte. @JuanOrlandoH ha sido reconocida como un socio de confianza y efectividad por los países aliados en la lucha anti narcotráfico".

    Etiquetas:
    narcotráfico, Honduras, Juan Orlando Hernández
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook