En directo
    América Latina
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    MANAGUA (Sputnik) — La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo alertó que el odio, al promover la violencia, representa una derrota para la humanidad y adelantó la esperanza de convertir el presente año un tiempo propicio para cultivar la concordia en su país.

    "El odio es la derrota de la humanidad. (…) el que promueve, instiga, incita violencia y destrucción y lo hemos vivido a lo largo de nuestra historia y nadie quiere repetir esas experiencias terroríficas que hemos conocido y hemos sabido trascender con amor (…)", dijo Murillo en su diaria comparecencia ante la ciudadanía a través del canal Cuatro de la televisión abierta.

    La vicemandataria pronunció esas palabras apenas dos días después del ataque al Capitolio de Washington por miles de simpatizantes del presidente estadounidense Donald Trump, entre quienes abundaban representantes del supremacismo racial.

    Nicaragua sufrió en abril de 2018 actos de violencia y crímenes de odio inscritos en lo que el gobierno calificó como un intento fallido de golpe de Estado, que según la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz tuvo un saldo de 248 personas muertas.

    "Este es un año para cultivar la concordia, para disponernos a aprender y a crecer y aprender de nuestra historia, aprender con amor, aprender de aquellos actos que a lo largo de nuestra historia han sido actos reñidos con el cristianismo y con el amor. Aprender para no volver a cometer esos crímenes de odio y esos crímenes contra la patria, contra la dignidad humana. No volverlos a cometer", subrayó Murillo.

    También agregó: "Por eso nuestro propósito de vida es el amor, es la construcción cotidiana de esa comprensión espiritual, profunda, comprensión y práctica de amor, de concordia, de encuentro, de familia, de vernos todos como familia, de crecer todos con conciencia de comunidad nicaragüense por gracia de Dios y comunidad planetaria donde todos nos queremos como protagonistas, nos queremos solidarios, nos queremos complementarios", expuso.

    Tras reconocer la diversidad de pensamientos existente en todo el mundo insistió en el impedimento del odio para ver al prójimo, sentir sus necesidades "y ser cristianos y solidarios de verdad".

    Etiquetas:
    Rosario Murillo, odio, Nicaragua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook