En directo
    América Latina
    URL corto
    0 45
    Síguenos en

    El supuesto contagio de dos futbolistas del club brasileño Santos desató la polémica en la semifinal de la Copa Libertadores. El rival argentino Boca Juniors sospecha que el equipo de Brasil intentó ocultar la situación.

    La definición de la Copa Libertadores de América —el máximo certamen de clubes del fútbol sudamericano— no podía estar exento de polémica. Pero esta vez no es por el temperamento de los futbolistas o la intensidad de las hinchadas, sino por la posibilidad de una maniobra para ocultar casos de COVID-19 de cara a un partido clave.

    La polémica se desató el viernes 8 de enero, dos días después de que el club argentino Boca Juniors recibiera en Buenos Aires a Santos de Brasil por la llave semifinal de la edición 2020 del torneo. El encuentro terminó igualado a cero y con un sabor amargo para los locatarios, que deben ilusionarse con una dificultosa victoria en tierras brasileñas si quieren alcanzar la final.

    Si bien no hubo comunicaciones oficiales, medios deportivos argentinos revelaron que dos futbolistas del plantel brasileño no pudieron viajar de regreso a su país, dado que en las últimas horas obtuvieron positivo en test de COVID-19. Según consignó el medio Olé, el portero titular John y el defensa suplente de Santos debieron permanecer en el hotel en el que se habían alojado, producto de la enfermedad.

    Lo curioso del caso es que el resultado positivo de los futbolistas no fue informado por Santos en comunicaciones oficiales luego del partido. Además, ambos futbolistas habían dado negativo en los test previos al encuentro y por eso fueron habilitados para disputar el partido.

    Según la prensa argentina, la noticia preocupó a los dirigentes de Boca Juniors, que pedirán explicaciones a la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) para determinar si el club brasileño ya conocía la situación sanitaria de sus futbolistas y, aún así, los incluyó en el partido.

    Uno de los elementos que abonan la sospecha argentina es que durante el entretiempo los futbolistas brasileños no ingresaron al vestuario visitante para recibir la charla técnica, sino que lo hicieron en el campo, un lugar abierto y con mayor ventilación.

    Futbolistas de Santos escuchando la charla técnica en el campo de juego durante la semifinal de la Copa Libertadores 2020
    © REUTERS / Marcelo Endelii
    Futbolistas de Santos escuchando la charla técnica en el campo de juego durante la semifinal de la Copa Libertadores 2020

    No es el único escándalo vinculado al COVID-19 en una definición del fútbol continental. También afecta a las semifinales de la Copa Sudamericana, el segundo torneo en importancia. El encuentro de semifinales entre el club chileno Coquimbo Unido y el argentino Defensa y Justicia, previsto para el 7 de enero, debió suspenderse luego de que se detectaran tres casos positivos en el club de Argentina.

    En este caso, la Conmebol también debió modificar la sede del encuentro de ida, que ya no podrá disputarse en Chile debido a que, en función de su protocolo sanitario por ser contactos de casos positivos, todo el plantel argentino debería quedar en cuarentena al pisar suelo chileno. Para solucionar la situación, la organización del fútbol sudamericano decidió que el encuentro se dispute en Asunción, la capital de Paraguay.

    Etiquetas:
    Club Atlético Boca Juniors, Copa Libertadores de fútbol, Conmebol, fútbol
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook