En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El secretario general de la ONU, António Guterres, indicó que Colombia debe tener como prioridad en 2021 garantizar la seguridad de los excombatientes de las FARC, de los líderes sociales y de los defensores de DDHH, así como también de las comunidades afectadas por el conflicto, según su informe trimestral sobre la nación.

    Guterres "recomienda como primera prioridad para el 2021 asegurar la protección y seguridad de excombatientes, comunidades afectadas por el conflicto y líderes sociales y los defensores de los derechos humanos", señaló la Misión de la ONU en Colombia en un comunicado en el que hace referencia al informe.

    Según el secretario, "para impulsar el desarrollo, la paz y la seguridad en el país" es necesario que se cumpla de manera integral el Acuerdo de Paz firmado en noviembre de 2016 entre el Gobierno y la entonces guerrilla de las FARC (hoy convertida en partido político de izquierda).

    Sin embargo, destacó los logros alcanzados hasta la fecha por los avances logrados en la implementación.

    "Ahora que el país entra en el quinto año de construcción de la paz, felicito a los colombianos y las colombianas por los logros alcanzados en el proceso de paz hasta la fecha y aliento a las partes a perseverar para que el potencial transformador del Acuerdo se materialice plenamente", señala el informe.

    El documento plantea "cinco aspectos que deben atenderse sin dilación" en el país, el primero de los cuales es la seguridad y protección de los exFARC, líderes sociales y activistas de DDHH, por lo cual sugirió que "los avances en el proceso de reincorporación y en los programas de desarrollo con enfoque territorial deben ir acompañados de una implementación más vigorosa de otras partes del Acuerdo, en particular las orientadas a mejorar la seguridad en los territorios".

    Según la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, tras la firma del Acuerdo Final en el país se han registrado 248 homicidios de exFARC, de los cuales 73 se presentaron en 2020, mientras que contabilizó en ese mismo año el asesinato de 42 líderes sociales y de defensores de DDHH, así como también 13 masacres.

    El informe, que abarca el período del 26 de septiembre al 28 de diciembre de 2020, sostiene además que, como segundo aspecto, se debe asegurar que el proceso de reincorporación de exguerrilleros sea sostenible y que sus proyectos productivos tengan asistencia técnica, acceso a los mercados y mayor participación de las mujeres.

    En tercer lugar, hace un llamado al Estado para que consolide su presencia "en las zonas afectadas por el conflicto", mientras que como punto número cuatro señala reforzar el diálogo constructivo entre las partes a través de los mecanismos estipulados, como la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación de la Implementación del Acuerdo Final, que constituye el principal foro de diálogo y el cual, indica, "no se ha utilizado a toda su capacidad".

    Por último, como quinto punto sugiere "fortalecer las condiciones para la reconciliación valiéndose del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición; y del Consejo Nacional de Paz, Reconciliación y Convivencia".

    El informe será presentado por el secretario Guterres el próximo 21 de enero ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en Nueva York. 

    Etiquetas:
    ONU, Colombia, FARC
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook