En directo
    América Latina
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, lamentó el fallecimiento de cuatro personas y repudió el frustrado ataque al edificio del Congreso de Estados Unidos, a manos de simpatizantes radicales del presidente Donald Trump.

    "Lamentamos la pérdida de vidas humanas y repudiamos los actos violentos, el ataque al Congreso y las expresiones supremacistas ocurridas ayer en Washington DC", escribió el mandatario cubano en su cuenta de la red social Twitter.

    ​El 6 de enero, partidarios de Trump que asistieron a un mitin donde habló el mandatario estadounidense luego se dirigieron al Congreso, donde se desarrollaba la sesión conjunta del Senado y Cámara de Representantes para ratificar los resultados del Colegio Electoral y reconocer la victoria de Joe Biden y Kamala Harris, como nuevo presidente y vicepresidenta del país.

    Más de 300 simpatizantes de Trump rompieron los cordones de seguridad, treparon por muros, destruyeron ventanas y generaron el caos dentro de la sede legislativa, lo que obligó a los servicios de seguridad a suspender la sesión y evacuar a los representantes, entre ellos el vicepresidente estadounidense Mike Pence.

    Por su parte, el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, también repudió el hecho, y responsabilizó al presidente Trump por las acciones vandálicas.

    "La violación al orden constitucional y el irrespeto a las instituciones promovido por el Presidente Trump para anular la voluntad de los electores, reproduce las prácticas bochornosas que EEUU ha empleado contra el resto del mundo", escribió el titular de Exteriores en Twitter.

    ​Rodríguez Parrilla también rechazó las graves acciones de violencia y vandalismo acontecidas en el Congreso de EEUU, y consideró que "son expresión de la crisis del sistema y resultado de un largo período de exclusión, manipulación, irresponsabilidad política e incitación al odio".

    Importantes personalidades alrededor del mundo han condenado los hechos acaecidos en Washington, entre ellos el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, y el presidente de la Asamblea General de este organismo, Volkan Bozkir.

    También se expresaron los expresidentes estadounidenses Bill Clinton (1993-2001), George W. Bush (2001-2009), y Barack Obama (2009-2017), quienes coincidieron en calificar los hechos como vergonzosos y repudiables.

    Etiquetas:
    Miguel Díaz-Canel Bermúdez, EEUU, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook