En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La vacuna contra el COVID-19, desarrollada por el laboratorio chino Sinovac, tiene una eficacia del 78%, según los ensayos clínicos realizados en Brasil, cuyo resultado fue divulgado por el Gobierno del estado de Sao Paulo (sureste).

    En rueda de prensa, el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, dijo que la vacuna tiene "una eficacia del 78 al 100% contra la COVID-19, según apuntan los estudios en Brasil".

    Esta vacuna, conocida como Coronavac está siendo desarrollada en Brasil junto con el Instituto Butantan (un centro público que depende del Gobierno de Sao Paulo), que coordinó los test y ya está envasando decenas de miles de dosis en su fábrica en suelo brasileño.

    El gobernador también informó que el Instituto Butantan solicitó este mismo jueves 7 de enero el registro de urgencia de esta vacuna ante la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), paso imprescindible para empezar a vacunar.

    El nivel de eficacia (78%) supera ampliamente el mínimo del 50% que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero está por detrás de la eficacia que la vacuna alcanzó en otros países.

    Casos graves y moderados

    La vacuna Sinovac evita todos los casos graves y moderados, según explicaron sus responsables en rueda de prensa.

    El director del Instituto Butantan, Dimas Covas, afirmó que que la vacuna mostró "un 100% de eficacia en casos graves y moderados", lo que significa que entre los voluntarios que se vacunaron ninguno tuvo que ser internado en el hospital.

    El porcentaje de eficacia en casos menos graves no es tan alto, pero aún así es muy amplio; la vacuna también evita el 78% de los casos que exigen atención en un centro de salud y casos leves.

    Covas se mostró muy satisfecho con los resultados y aseguró que la vacuna es "excelente" y que ahora lo importante es que llegue a los brazos de los brasileños, porque a día de hoy es la única disponible para controlar la pandemia en Brasil.

    Además de resaltar la eficacia, el director del Instituto Butantan también remarcó que la vacuna de Sinovac está entre las más seguras del mundo y que en China ya han sido inmunizadas con ella más de 700.000 personas.

    Los responsables del Butantan ya presentaron el detalle de estos datos al órgano regulador en Brasil, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), y ahora falta solicitar el uso de emergencia de esta vacuna (algo que podría ocurrir entre este mismo jueves y mañana viernes 8 de enero, según Covas).

    Cuando eso se produzca, la Anvisa tendrá diez días de plazo para autorizar el uso de emergencia, cuando dé luz verde se podrá empezar a vacunar a la población. 

    A finales del año pasado, Turquía informó haber llegado a un porcentaje del 91,25% de eficacia de la Coronavac en los test realizados en 1.300 voluntarios.

    En Brasil participaron en los test 12.000 voluntarios, miembros del personal sanitario de varios estados del país.

    El Gobierno de Sao Paulo llegó hace meses a un acuerdo con Sinovac para adquirir 46 millones de dosis de la vacuna y prevé empezar a vacunar a la población el 25 de enero; no obstante, para ello primero la vacuna tiene que ser registrada de forma oficial ante la Anvisa.

    La vacuna de Sinovac y el Butantan contra el COVID-19 es una de las cuatro que ya han llegado a la fase tres de los test en Brasil, junto con la de la Universidad de Oxford y AstraZeneca, Pfizer y Janssen.

    El Gobierno brasileño llegó a un acuerdo únicamente con la de Oxford y AstraZeneca, y según el ministerio de Salud se empezará a vacunar antes del 25 de enero, a pesar de que esa vacuna tampoco está registrada todavía.

    Etiquetas:
    vacuna contra coronavirus, Brasil, São Paulo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook