En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El sacerdote paraguayo Pablo Cáceres, que está mediando en representación de la Iglesia Católica para lograr la liberación de los tres secuestrados por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), dijo que las personas consultadas no colaboran.

    "No tenemos resultados muy positivos, solamente indagamos a la gente que a nosotros nos parecía importante, tanto de parte de los secuestradores como otras personas que podrían darnos datos, solamente tenemos una muestra de que alguien podría colaborar, pero en realidad la mayoría no colabora", informó Cáceres a la radio local Monumental.

    Uno de los secuestrados es el exvicepresidente paraguayo Óscar Denis (2012-2013), a quien el EPP capturó el 9 de septiembre pasado junto a su peón Adelio Mendoza, dentro de su establecimiento ganadero, ubicado en Bella Vista Norte, en el departamento de Amambay (noreste).

    Mendoza fue liberado días después.

    Las otras dos personas secuestradas son el suboficial de la Policía Nacional Edelio Morínigo, secuestrado por el EPP el 5 de julio de 2014, y el ganadero Félix Urbieta, que falta de su casa desde el 12 de octubre de 2016.

    El sacerdote afirmó que habló con Carmen Villalba, líder del EPP, quien le dijo que los miembros del grupo armado están "muy sentidos" por la muerte de dos niñas de la agrupación a manos de las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC), una unidad de las Fuerzas Armadas integrada también por policías.

    "Yo no sé si mintió o qué, pero ella me dijo que esas dos niñas no solo fueron abatidas sino que fueron violadas y torturadas", dijo Cáceres.

    El 2 de septiembre hubo un enfrentamiento entre el EPP y la FTC en el que fallecieron dos niñas de 11 años.

    Etiquetas:
    secuestro, Paraguay, Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook