En directo
    América Latina
    URL corto
    0 133
    Síguenos en

    Los sacerdotes de Ifá, máximos representantes en Cuba de la religión yoruba, de origen africano y con fuerte arraigo popular entre los cubanos, pronosticaron en 2021 el incremento de enfermedades infectocontagiosas, gastrointestinales y del sistema nervioso, así como tensiones que pueden desencadenar conflictos, en su predicción anual para la isla.

    Según un comunicado divulgado por la Asociación Cultural Yoruba de Cuba, la Letra del Año 2021 se logró gracias al trabajo del 'Consejo de Sacerdotes Mayores de Ifá, el Consejo de Sacerdotes Asesores de los Mayores, Sacerdotes de Grupos o Familias descendientes y establecidas de las cuatros vertientes o ramas más importantes de nuestro legado afrocubano'.

    En la ceremonia de Apertura del Año 2021, presidida por el babalawo Ángel Custodio (Bebo) Padrón, sacerdote mayor de Cuba, junto a representantes de todas las ramas religiosas del país, se determinó que el regente para este año será Ikafun, uno de los 256 signos —oddunes— que integran el Tratado de Ifá, el libro sagrado donde se recogen e interpretan las profecías.

    Este signo —Ikafun— trajo como testigos a los oddunes Oddileke e Ireteogba, los que completan el oráculo para este año 2021, donde "gobernarán" los orishas (dioses africanos) Olokún (representante de las profundidades del mar) y Ochún (diosa del río, el amor y la sensualidad).

    Principales pronósticos para cuba

    Según la Letra del Año 2021, los babalawos cubanos pronostican un aumento del desacato a la autoridad en sentido general, el incumplimiento y ruptura de convenios, el incremento de desastres naturales que conlleven a pérdidas tanto materiales como de vidas humanas, el aumento en los flujos migratorios, y en la acentuación en las pérdidas de vidas humanas como consecuencia de la emigración ilegal.

    También profetizaron el aumento en las violaciones, tanto territoriales, jurídicas, y sexuales, el incremento en las tensiones políticas, sociales y religiosas que pueden conllevar a un conflicto, y el aumento de la mortandad materno-infantil por malos procedimientos.

    Advierten además de un incremento en la ingestión de bebidas alcohólicas, en los índices de estafas, robos y asaltos, y de las falsas consagraciones y de las profanaciones religiosas.

    Otros avisos proféticos apuntan al aumento en la deformación moral, el incremento en la adulteración de alimentos y bebidas que generen intoxicaciones alimentarias, y el aumento de hechos delictivos.

    Recomendaciones de los sacerdotes de Ifá

    A su vez, hacen un llamado internacional a realizar un análisis sobre el alto nivel de corrupción existente en todas las esferas, e instan a la familia cubana a inculcar en su seno respeto, educación y el amor por el trabajo.

    También recomiendan mantener las medidas higiénico-sanitarias establecidas, cumplir y respetar las leyes de cada país para evitar problemas judiciales, combatir la promiscuidad en el hogar, hacerse chequeos periódicos de salud, y aumentar el aseo personal, principalmente el lavado de las manos.

    Insistieron en mantener el respeto dentro del matrimonio para evitar rupturas, analizar las consecuencias de los favores y los compromisos, y elevar la planificación económica familiar para evitar pérdidas de dinero y deudas, entre otras recomendaciones.

    Coincidencias

    En enero de 2020, tres meses antes que impactara en Cuba la epidemia provocada por la enfermedad COVID-19, los babalawos cubanos predijeron "Osogbo Akoba Lowo Araye", una profecía que muchos no alcanzaron a entender y que anunciaban "un castigo inmerecido por cosas que se presentan de repente producto del entorno".

    La Letra del Año comenzó a sacarse en Cuba a finales del siglo XIX, cuando babalawos procedentes de las diferentes ramas religiosas existentes en la isla comenzaron a reunirse para efectuar con todo rigor las ceremonias establecidas, que concluían el 1 de enero.

    Actualmente la Asociación Cultural Yoruba de Cuba difunde sus letras anuales en Estados Unidos, Venezuela, Puerto Rico, México, Panamá, España, Brasil, Francia e Italia, naciones donde hay una significativa presencia de seguidores de los cultos religiosos afrocubanos.

    Etiquetas:
    futuro, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook