En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 44
    Síguenos en

    Cuando faltan pocas horas para el inicio del debate en la Cámara de Senadores de Argentina por la legalización del aborto, las organizaciones feministas de Bolivia aguardan esperanzadas una "victoria", y comentan a Sputnik cuál es la situación al respecto en su país.

    Según el Ministerio de Salud, los abortos mal realizados son la tercera causa de muertes maternas en Bolivia. El debate sobre la interrupción legal del embarazo, que aquí es tan necesario, se pospone indefinidamente, gracias a la presión que ejercen grupos religiosos. La ley que aún regula hasta dónde las mujeres pueden decidir sobre sus cuerpos fue sancionada por la dictadura de Hugo Banzer, en 1972.

    Organizaciones feministas del país calculan que anualmente se realizan 70.000 abortos al año, motivo por el cual fallecen aproximadamente 650 mujeres en el mismo periodo.

    En diálogo con Sputnik, mujeres organizadas para defender su derecho a decidir consideraron que aún está lejos la posibilidad de tener en Bolivia un debate como el que se realiza en estos días en Argentina para definir si se legaliza el aborto. Esperanzadas, las feministas bolivianas vaticinaron que este 29 de diciembre habrá una "victoria" en el Senado del país vecino.

    "Seguimos de cerca la lucha de las compañeras en Argentina. Así como seguimos la lucha de las compañeras en Uruguay, en Chile, en Perú, en Ecuador, en Colombia, en Brasil, en Venezuela. Estamos al tanto, porque sabemos que lo que sucede en uno de los países hermanos va a afectar —ya sea positivamente o negativamente— al resto de la región", dijo a Sputnik Andrea Terceros Hans, psicóloga e integrante de Vecinas Feministas por la Justicia Sexual y Reproductiva en América Latina.

    "De conseguirse la sanción en la Cámara de Senadores de Argentina de la ley IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo), va a ser de gran, gran, gran ayuda para los demás países. Y una semilla que se va a seguir expandiendo por toda la región", dijo Terceros.

    Y agregó: "La ola verde que han empezado las compañeras argentinas es el claro ejemplo de que el feminismo es el movimiento más internacionalista de todos los tiempos. La ola verde, sembrada y germinada en Argentina, hoy se ha convertido en un maremoto que invade América Latina".

    "Estamos seguras de que su victoria va a representar una victoria para toda América Latina", aseguró.

    Andrea Terceros Hans
    © Foto : Gentileza Adrián Claure de Zabala
    Andrea Terceros Hans

    En la ciudad más grande del oriente del país, Santa Cruz de la Sierra, Lupe Pérez también se mostró esperanzada. "Creo que esta vez sí va a aprobarse la legalización del aborto. Espero que sí", dijo a Sputnik. El año pasado, un proyecto similar había sido rechazado por el Congreso argentino.

    "Lo que ahora sucede en Argentina nos toca muy de cerca y tiene un impacto muy favorable para Bolivia y al región. Estamos muy al tanto, estamos muy conectadas con lo que está ocurriendo en Argentina", sostuvo Pérez.

    "La victoria de mañana en el Senado es una victoria para toda América Latina", agregó la integrante del Colectivo Rebeldía, una organización feminista creada en 1995 en Santa Cruz.

    El Código de Banzer

    La dictadura militar de Hugo Banzer (1971-1978) escribió en 1972 un Código Penal que aún sigue vigente en Bolivia. En 2017 el expresidente Evo Morales (2006-2019) intentó aprobar un nuevo reglamento, el cual contemplaba nueve situaciones en las cuales era legal abortar. Pero una serie de protestas muy firmes, encabezadas por el Colegio Médico y los sindicatos de trabajadores de salud, lo forzaron a dar de baja al nuevo Código.

    La ley de Banzer "penaliza el aborto por voluntad propia", explicó Terceros. Y comentó que ofrece algunas causales para el aborto impune, entre las cuales se encuentran la interrupción del embarazo cuando ha sido producto de un acto de violencia sexual, ya sea por violación, estupro o incesto. "En ese entonces estaba la figura de 'rapto no seguido de matrimonio', lo cual era bastante cavernícola", indicó la psicóloga.

    Otra figura que contemplada en el Código Penal de 1972 es el aborto no punible cuando esté en riesgo la salud y/o la vida de la mujer embarazada, dijo Terceros.

    Según esta normativa, la mujer que hubiera sido violada y resultara embarazada tenía que obtener un permiso de un juez para realizarse el aborto. Pero este requisito fue eliminado en 2014. "Existe un antecedente muy grave en Bolivia. Una mujer que había sido violada resultó embarazada. Acudió a los Tribunales para solicitar la autorización judicial. Pero para cuando obtuvo la autorización judicial su hijo ya tenía dos años", relató Terceros.

    "Esa fue una clara muestra de la retardación de la Justicia y de lo lamentable que es el sistema judicial en Bolivia. La sentencia constitucional de 2014 eliminó la solicitud judicial. Desjudicializó el acceso al aborto impune", dijo la integrante de Vecinas Feministas.

    De esta sentencia constitucional, la 206/2014, se derivó un protocolo para su aplicación en el servicio de salud. Según ese documento, las mujeres que solicitaran la realización de un aborto por violencia sexual, solamente debían presentar una copia de la denuncia hecha ante la Policía, el Ministerio Público, o la autoridad indígena originaria campesina, en caso de que el delito hubiera sido cometido en un territorio comunitario.

    "Con la copia de la denuncia y la firma del consentimiento informado, cualquier centro de salud tiene la obligación de realizar el aborto a la mujer solicitante en no más de 24 horas", afirmó Terceros.

    El "riesgo para la salud" remite a la definición la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la cual una salud óptima implica "un estado integral de bienestar, entre salud física, emocional y social. Si alguna de estas esferas se viera afectada por un embarazo no deseado, o un embarazo cualquiera, la mujer puede solicitar la interrupción del embarazo", dijo la psicóloga.

    Y detalló: "No se necesita que el médico diga que existe riesgo inminente de muerte o un riesgo grave. Si simplemente existe un riesgo para una de esas áreas de la salud, la mujer puede decidir si quiere acceder a la ILE o no".

    Pero esta sentencia de Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) no se aplica. "Si se la aplicara, realmente tendríamos aborto legal, obviamente con estas causales. Pero lastimosamente no se cumple, porque existe un gran desconocimiento por parte del personal de salud respecto a la norma", dijo Terceros.

    "En otros casos conocen la norma, pero se niegan a aplicarla. No solo los prestadores de salud, también el personal de las defensorías de la Mujer, que acompañan los casos de violencia sexual particularmente, interfieren mucho con sus creencias personales, religiosas. Prima eso antes que la decisión de las mujeres", sostuvo.

    "Hay una criminalización cultural muy fuerte", opinó Lupe Pérez. "Hay una fuerte presión de los grupos antiderechos fundamentalistas de la Iglesia sobre gremios médicos para que no actúen conforme a la ley", afirmó.

    Muertes maternas

    Según un informe del Ministerio de Salud de 2017, el 13% de las muertes maternas se deben a abortos mal practicados. "Lastimosamente siguen prevaleciendo creencias religiosas personales de los trabajadores de salud, del personal y los operadores de Justicia, al momento de atender las necesidades y demandas de las mujeres que atraviesan embarazos no deseados y particularmente por situaciones de violencia", comentó Terceros.

    A finales 2017, el expresidente Morales intentó aumentar a nueve las causales de aborto no punible. "No se legalizó de ninguna manera el aborto, sino que se amplió la figura de aborto impune. Se incorporan algunas causales de índole socioeconómico, por ejemplo una mujer podía realizarse un aborto si tenía a su cuidado a otras personas, o si esta mujer era adolescente o joven, o si estaba en condiciones de pobreza", explicó Terceros.

    Pero la aprobación del nuevo Código Penal fue boicoteada por el Colegio Médico y los sindicatos de trabajadores de la salud, quienes rechazaban la posibilidad de que fueran juzgados en casos de mala praxis. "No duró ni un mes, que en enero de 2018 fue abrogado todo el Código. Así que actualmente seguimos con el Código Penal de 1972", afirmó la psicóloga.

    A pesar de tantos obstáculos, "cada año somos más quienes nos sumamos a la lucha abierta y directa por el derecho a decidir de las mujeres. Es alucinante ver que cada vez son más jóvenes las que se suman a las filas", consideró Terceros.

    "Pero todavía no hay esta reflexión profunda en la sociedad. Una sociedad que, hay que tener en cuenta, es conservadora, doble moral y doble estándar. Además, durante el último año en Bolivia los sectores fundamentalistas religiosos han cobrado gran protagonismo y fuerza", evidenció Terceros. Por ello, "difícilmente vamos a poder tener un debate en el cual podamos salir triunfantes", afirmó.

    Etiquetas:
    Argentina, código penal, derechos de la mujer, Aborto seguro, legal y gratuito, ley del aborto, aborto, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook