En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El presidente de Bolivia, Luis Arce, promulgó el Presupuesto Nacional 2021 anunciando que, aunque austero, permitiría al país dejar atrás el modelo neoliberal y "levantar la cabeza" tras la crisis económica y la pandemia.

    "Todo apunta a que vamos a tener una economía con mejores indicadores, poco a poco vamos a levantar la cabeza [ante] los efectos no solo de la pandemia sino de una equivocada política económica neoliberal que estamos tratando de revertir", dijo el gobernante, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

    Arce promulgó en el mismo acto un impuesto a las grandes fortunas y otra ley de devolución parcial del impuesto al valor agregado (IVA) a trabajadores de mejores ingresos, que anotó también como parte de su programa de reactivación económica.

    El presupuesto de gastos equivalente a unos 33.000 millones de dólares, sin contar a las empresas públicas y a las administraciones regionales, prevé un crecimiento del 4,8% del Producto Interno Bruto (PIB), tras la histórica depresión prevista de 8,4% de este año.

    Demanda a inversión

    Arce dijo que el plan de reactivación de la economía boliviana estaba asentado en la "revitalización" de la demanda interna, la reposición de las inversiones públicas como motor de crecimiento y el impulso a inversiones privadas con créditos dirigidos a la sustitución de importaciones.

    El mandatario, quien fue Ministro de Economía durante más de 12 años de gobierno del líder masista Evo Morales, dijo que la demanda interna había sido "muy golpeada no solo por el efecto de pandemia sino sobre todo por la política neoliberal que se implementó a partir de [el golpe de] noviembre de 2019".

    Para reactivarla, explicó, ya se está pagando un bono contra el hambre —de unos 144 dólares a más de cuatro millones de bolivianos— y se ejecutará de inmediato la devolución del IVA en efectivo.

    Sobre la inversión pública, destacó que en 2021 subirá a por más de 4.000 millones de dólares, luego de haber estado "proscrita" durante el Gobierno de facto de Jeanine Áñez [noviembre 2019 -noviembre 2020], cuando sumó apenas 1.000 millones.

    Destacó además una línea de créditos estatales, con una tasa de interés de 0,5%, para inversiones y funcionamiento de empresas pequeñas y medianas dedicadas a rubros que aporten sustitución de importaciones.

    Añadió que el impuesto a las grandes fortunas, que gravará con un promedio de 2,5% anual a bienes y otros valores que sumen al menos 4,3 millones de dólares, mejorará la redistribución de la riqueza y generará recursos para inversiones públicas.

    "Estas tres leyes [presupuesto, de fortunas y de devolución del IVA] fundamentalmente tienen el objetivo de consolidar nuestro modelo económico social comunitario productivo y contribuir al desmontaje del modelo neoliberal que se intentó en nuestro país, y de esta manera tener una estrategia de crecimiento y superación de la crisis económica", aseguró Arce.

    Indicó que, para lograr estos objetivos, su Gobierno instalado desde el 8 de noviembre reformuló completamente el proyecto de presupuesto que había dejado la administración interina de Áñez.

    Entre esos ajustes, pronosticó para 2021 un déficit fiscal de 9,7% del PIB, casi tres puntos porcentuales por debajo de lo propuesto por Áñez, y garantizó un fuerte aumento de los gastos en salud y educación a costa de recortes en el resto de la administración nacional.

    Etiquetas:
    Luis Arce, economía, presupuesto, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook