En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Los tres sindicatos de la industria aceitera argentina se unieron por primera vez en una huelga nacional para reclamar un aumento de sueldo, lo que ha detenido la actividad en los puertos exportadores desde hace dos semanas.

    "El paro aceitero sigue 24 horas más ante el destrato patronal", anunció la Federación de Aceiteros y el Sindicato de Obreros Empleados Aceiteros (SOEA) en su página web.

    Este gremio permanece unido a la Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (Urgara) y a la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmontadores de Algodón y Afines de la República Argentina (Ftciodyara) en un paro que se extiende desde el 9 de diciembre de manera ininterrumpida.

    Enfrente tienen a enormes empresas cerealeras, en su mayoría multinacionales, entre ellas las estadounidenses Cargill, Bunge y ADM, la francesa Dreyfus, la suiza Glencore, la china COFCO, y las argentinas Molinos Río de La Plata y Aceitera General Deheza (AGD), aglutinadas en la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara).

    La huelga mantiene inmóvil el principal nodo portuario del país, por el que salen las exportaciones agropecuarias argentinas, que se extiende desde la provincia de Santa Fe (centro este) a la provincia de Buenos Aires (este), incluido el puerto de Rosario, donde se embarca el 90% de la producción destinada al exterior.

    Demandas

    Los trabajadores exigen a las empresas que aumenten del 25% al 35% los salarios para alcanzar la inflación proyectada para 2020, "pagando el bono anual de todos los años ajustado con la pauta firmada", y un alza de 25% para 2021.

    Los salarios básicos no llegan a los 70.000 pesos (851 dólares al cambio oficial), cuando "la suma de dinero necesaria para cubrir esas necesidades básicas a enero de 2021, es de 93.280 pesos (1.134 dólares)", de acuerdo a las estimaciones del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

    "¿Alguien puede creer, como dicen, que estas empresas pierden 100 millones de dólares al día y no pueden afrontar un aumento salarial para sus trabajadores? Es decir, con un solo día de los siete que lleva la huelga les alcanza y sobra para pagar el aumento de todo el año a todos los trabajadores", plantean los gremios en un comunicado conjunto.

    Los trabajadores del sector aseguran que las compañías cerealeras han duplicado su facturación desde marzo debido al aumento del precio de la soja y los productos de valor agregado, así como por la devaluación del peso argentino y la rebaja en las retenciones decretada por el Gobierno.

    Más de un centenar de buques mercantes se encuentran en el Delta del Paraná, que se extiende a lo largo de 320 kilómetros en el centro este del país, a la espera de poder cargar las mercancías.

    Las empresas cerealeras liquidaron en noviembre 1.734,2 millones de dólares en noviembre, una cantidad que es la más elevada para ese mes desde 2002, salvo 2014 y 2019, según reconoció Ciara en su último comunicado.

    El complejo oleginoso cerealero, que abarca el 40,7% del total de las exportaciones argentinas, ha liquidado en lo que va de año 18.583,5 millones de dólares.

    La huelga de los trabajadores aceiteros representa el conflicto social más importante del año que afronta Argentina.

    Etiquetas:
    granos, huelga, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook