En directo
    América Latina
    URL corto
    150
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Los ensayos de la fase III de verificación final de los proyectos de vacunas candidatas avanzan en México, como la desarrollada por el laboratorio chino CanSino Biologics, pero hay otras que han solicitado autorización al ente regulador, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

    "Ahora tenemos dos (proyectos biológicos) en fase III, el ensayo clínico de CanSino y el ensayo clínico de Janssen; pero tenemos tres en la fila de autorización de sus protocolos sanitarios en la Cofepris: Novavax, Sputnik V y CureVac", dijo la vicecanciller para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Martha Delgado. durante la videoconferencia de prensa ofrecida para presentar los avances del ensayo de la vacuna china.

    La fase III es la etapa final de verificación final de los protocolos de seguridad, que alcanza a decenas de miles de personas voluntarias.

    La vacuna china CanSinoBio comenzó a ser aplicada en octubre pasado a por lo menos 6.000 voluntarios en México.

    En cuanto a Janssen, proyecto de la firma estadounidense Johnson& Johnson, comenzó la fase III el 29 noviembre y han participado 400 voluntarios mexicanos.

    "Estamos ahora todos desgastados, un poco cansados en el mundo entero, muy probablemente (México) será uno de los países de América Latina que primero tenga estas vacunas y somos de los países en el mundo que también tenemos más ensayos clínicos en curso", dijo la vicecanciller, que se presentó acompañada por los portavoces de CanSinoBio.

    Tiempos de incertidumbre

    La vicecanciller mexicana comentó que uno de los retos para los gobiernos es comunicar la marcha de las acciones de salud y responder a las expectativas de la sociedad ante la pandemia.

    "La comunicación es un gran desafío, porque estamos en un tiempo de mucha incertidumbre, con expectativas muy grandes sobre las vacunas, saber en qué tiempos podemos acceder a la salud", indicó.

    Agregó que generar la confianza en las vacunas en el mundo constituye "un gran desafío, no solo de esta vacuna, sino de todas las vacunas están en un proceso de generación de confianza y de certidumbre; y al mismo tiempo sabemos que están a prueba de la seguridad y de la eficacia".

    El objetivo es difundir los resultados y sus estándares de seguridad, que generan confianza en la población, para contrarrestar el escepticismo y la desinformación.

    "Es importante que sepa la sociedad que los ensayos se realizan con los más altos estándares de investigación, y también obviamente de legalidad, es una luz al final del túnel", puntualizó.

    El compromiso de disponibilidad de dosis con la compañía china CanSino es para vacunar hasta 35 millones de persona.

    El pasado 11 de diciembre, el Comité de Moléculas Nuevas del ente regulador autorizó la vacuna de la firma estadounidense Pfizer.

    El acuerdo de precompra con esa farmacéutica estadounidense fue firmado el 13 octubre, y el 2 de diciembre fue suscrito el pedido de las primeras 125.000 dosis, que llegarán a finales de diciembre.

    El contrato con Pfizer es de 7 millones a 17 millones de dosis inmunizantes, con más de un 90% de efectividad, equivalente a la vacuna del sarampión.

    Por otra parte, la británica AstraZeneca realizará en México la fase de llenado y envasado para la distribución en América Latina, según el acuerdo de precompra suscrito el 13 de octubre para vacunar hasta 77,4 millones de habitantes.

    Finalmente, con la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud el contrato data de 31 agosto y el 18 de septiembre fue suscrita la contratación.

    Etiquetas:
    vacuna, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook