En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    Las fiestas de fin de año son una gran oportunidad para cerrar ciclos de la vida y disfrutar con amigos y familia. Pero en 2020 representan también un potencial peligro de aumentar los contagios de COVID-19. Por ello, cada país se organiza para frenar la propagación del coronavirus en estas particulares fechas.

    En todo el mundo, y especialmente en el continente más afectado por la pandemia de COVID-19, las fiestas de fin de año aumentan el riesgo de contraer y transmitir el virus SARS-CoV-2. Y ya sabemos las consecuencias: colapso sanitario, muertes, crisis.

    En este sentido, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), brazo regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), difundió recomendaciones para prevenir contagios de COVID-19 por los festejos de Navidad y Año Nuevo. 

    ¿Qué determinó cada país?

    En América Latina varían las medidas adoptadas por cada país para estas fechas. En Perú, por ejemplo, se descartó una cuarentena obligatoria para prevenir el avance de la enfermedad en este fin de año. En cambio, las autoridades peruanas decidieron restringir la circulación del transporte público y reforzar el control de los centros comerciales para evitar aglomeraciones. 

    "Hemos decretado que el 24 y 31 de diciembre son días no laborables compensables. Además, se restringirá el uso del transporte privado los días 24 y 25 diciembre, así como los días 31 de diciembre y 1 de enero", dijo la primera ministra, Violeta Bermúdez, en conferencia de prensa. Añadió, además, que no se descartan otras determinaciones, que se estarán "evaluando en función de la data".

    Por su parte, Uruguay ha visto aumentada sustantivamente su curva de contagios, lo que preocupa a los especialistas y llevó a sus autoridades a tomar medidas especiales. Por ejemplo, suspenderá el ingreso de extranjeros desde el 21 de diciembre al 10 de enero.

    Además, se recomendó a la población a vincularse manteniendo "burbujas sanitarias" de hasta 10 personas, medida que se instó a mantener durante las fiestas de Navidad y fin de año. Además, el Parlamento uruguayo legislará la limitación del derecho de reunión, con el fin de disipar aglomeraciones en el espacio público. 

    "Hemos decidido reglamentar el artículo 38 de la Constitución, en virtud de la emergencia sanitaria (...) con un proyecto de ley que posibilita la limitación del derecho a reunión cuando se esté notoriamente atentando contra la salud; este proyecto va a definir el concepto de aglomeración", explicó en conferencia de prensa el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou. 

    Por su parte, el Gobierno departamental de Montevideo, determinó la suspensión del Carnaval uruguayo, que se extiende durante todo febrero hasta principios de marzo. 

    Mientras Argentina se prepara para recibir las primeras vacunas rusas en Navidad, el Gobierno nacional difundió un protocolo especial para las fiestas de fin de año.

    En una breve lista de 10 puntos, el documento elaborado por el Ministerio de Salud instó a la población a reducir sus vínculos sociales presenciales durante los 14 días previos a Navidad; procurar hacer los festejos en espacios al aire libre o ventilados; optar por mantener las burbujas sanitarias y mantener el distanciamiento social, según informó el diario argentino La Nación. 

    En tanto, aunque no hay disposiciones a nivel nacional, en algunas localidades de Brasil se han tomado medidas para reducir el riesgo durante las fiestas. Por ejemplo, en Río de Janeiro se canceló la multitudinaria fiesta de fin de año, habitual todos los 31 de diciembre. 

    En tanto, la Justicia brasileña ordenó el cierre de hoteles y la salida de turistas en el balneario de Buzios, este de Río de Janeiro. EL Tribunal Supremo brasileño dio un ultimátum de 72 horas desde el 17 de diciembre para desalojar el área, y prohibió también la celebración de fiestas, bailes, shows, ferias y demás, informó Página 12. 

    En Colombia cada departamento tiene sus propias restricciones. En Bogotá, los horarios para la compra de bebidas alcohólicas, así como los bares y restaurantes estarán restringidos, y se recomendó a la población disminuir su contacto presencial con otras personas durante las semanas previas al 24 de diciembre. 

    En Medellín, en cambio, regirá un toque de queda desde las 00:00 y las 06:00 horas los días 24, 25, 26 y 31 de diciembre, y el 1 y 2 de enero. Según explicó el alcalde de Medellín Daniel Quintero, la medida procurará evitar fiestas y aglomeraciones. Los departamentos de Cali, Bucaramanga y Manizales también implementaron toques de queda, informó el diario El Tiempo. 

    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, COVID-19, festejos, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook