En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    LIMA (Sputnik) — Perú fue testigo este año del surgimiento de un fuerte movimiento político independiente conformado por jóvenes que mostraron su máximo protagonismo durante las manifestaciones ciudadanas de noviembre en contra del expresidente Manuel Merino, y que ha sido bautizado como "La Generación del Bicentenario".

    El nombre se debe a que en 2021 Perú celebra 200 años de independencia de España.

    Nelson Marique es sociólogo e historiador, además de catedrático en la Universidad Católica del Perú. En diálogo con Sputnik, él apunta que la participación juvenil en política tuvo una fuerte presencia durante la década del 70 y 80, para luego entrar en un silencio durante los 90 y la primera década del nuevo milenio.

    "Digamos que entre los años 70 y 80 se vivió una gran participación juvenil, pero en las siguientes décadas hubo en repliegue que creo que tuvo que ver con el discurso de individualización extrema que acompañó al modelo neoliberal (instaurado en Perú en 1990), el de "todos contra todos" o el "sálvese quien pueda", apunta el sociólogo.

    Jóvenes a la obra

    Sin embargo, 2020 ha sido un año que ha visto con sorpresa, sobre todo para los sectores más conservadores, la aparición de un movimiento juvenil ocupado en asuntos de política como nunca desde hace mucho tiempo.

    Esto se respalda en cifras, pues una investigación de noviembre realizada por el independiente Instituto de Estudios Peruanos (IEP) reveló que 53% de los jóvenes de entre 18 a 24 años participaron en las marchas en contra de la destitución del expresidente Martín Vizcarra y exigiendo la dimisión de su sucesor Manuel Merino.

    Asimismo, otro estudio del IEP señaló que, en su totalidad, sólo un 26% de peruanos se mostraban interesados en política; sin embargo, en el grupo de personas entre 18 a 30 años este interés subía al 75%.

    Manrique explica que, si bien han habido precedentes importantes para la aparición de este fenómeno, como las manifestaciones juveniles en 2015 contra la llamada Ley Pulpín, que proponía que los jóvenes no sean remunerados en sus prácticas preprofesionales y que finalmente se derogó ante la presión, o las marchas en contra de la candidatura presidencial de Keiko Fujimori en ese mismo año; la pandemia del COVID-19 ha sido clave para que el fenómeno se consolide.

    "Es evidente el agotamiento del modelo neoliberal y esto, en un escenario de pandemia, ha hecho que lo costos sociales afecten principalmente a los jóvenes por una continua reducción del mercado de trabajo. La cantidad de desempleados en el país es de 3 millones y esto particularmente golpea a los jóvenes", sostiene el catedrático.

    El poder de las redes

    Asimismo, el sociólogo apunta la importancia de las redes sociales para la organización de grupos de jóvenes en las manifestaciones o en agendas de carácter político en general, algo que nuevamente ha desconcertado a la vieja clase política que, incluso, durante las manifestaciones acusó que estas estaban financiadas por grupos de poder debido a su desfase al entender las nuevas tecnologías de comunicación o subestimarlas.

    "Las redes han impulsado la aparición de comunidades virtuales y que han demostrado tremenda capacidad de organización. Merino duró 5 días en la presidencia y en las marchas hubo brigadas de salud de jóvenes voluntarios, escuderos para proteger a la gente, grupos para desactivación de bombas lacrimógenas. Todo esto deja descolocado a los partidos y la forma que han tenido de hacer política", indica Manrique.

    El país andino ha visto este fenómeno con esperanza, acentuada por una crisis de representación grave (el nivel de desaprobación del Congreso supera el 90%); y luego de tiempo siente que la nueva generación puede significar un recambio positivo en la clase dirigente.

    Como gritaban muchos jóvenes a los políticos en las marchas: "ellos se han metido con la generación equivocada"; una frase que refleja un empoderamiento inédito y que se espera sea una realidad para cuando el país llegue a sus 200 años de existencia republicana.

    Etiquetas:
    manifestaciones de protesta, jóvenes, Perú
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook