En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, admitió durante la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y de los Estados Asociados celebrada de manera virtual que durante la presidencia pro tempore que ostentó su país no consiguieron el desarrollo esperado.

    "El avance que hubiéramos querido desde un principio no fue el logrado", indicó el mandatario al evaluar los últimos seis meses de la presidencia pro tempore que tuvo Uruguay.

    El jefe de Estado señaló que no obstante hubo "algunas cosas para destacar y algunos anclajes" sobre los que el Mercado Común del Sur (Mercosur) que integra su país junto con Argentina, Brasil y Paraguay se puede apoyar.

    Aunque cuando Uruguay recibió la presidencia pro tempore de Paraguay hace seis meses la situación era otra, "en este mundo interrelacionado interesa cada vez más la integración entre países y bloques", postuló Lacalle Pou.

    En ese marco, el presidente uruguayo destacó las negociaciones que lleva a cabo el bloque regional con Israel y Corea del Sur.

    "Ahí tenemos claramente esa doble condición de participación de un bloque de avance en conjunto pero también cada uno a su medida, pudiendo mirar hacia dentro el interés nacional", indicó.

    Grado de autonomía

    Ante este escenario, el mandatario deslizó que entre los miembros de la unión aduanera los intereses no son comunes en un 100 por 100, pero aceptó la posibilidad de que cada país participe "con velocidades distintas y a veces con cierto grado de bilateralidad".

    En todo caso, lo primero es "la vocación regional de pertenencia y de participación en un bloque como el Mercosur", enfatizó el presidente.

    A su turno, el canciller uruguayo, Francisco Bustillo, defendió que durante la presidencia pro tempore de Uruguay se dieron avances con el protocolo de comercio electrónico del Mercosur, "que profundiza las relaciones comerciales del bloque y es un hito fundamental en contextos de pandemia".

    Nuevos horizontes

    Durante la gestión uruguaya también se implementó una "nueva ronda para incorporar mayores compromisos al comercio de servicios del Mercosur", prosiguió Bustillo.

    Además "acordamos el sistema de administración de cupos de importación, una norma instrumental que permitirá al bloque implementar sus futuros acuerdos con terceros países", señaló.

    Uruguay también pudo adecuar la estructura del Mercosur a la capacidad contributiva de los países, con lo que el bloque se ahorrará más de 1 millón de dólares durante 2021.

    El Fondo de Convergencia Estructural del bloque, por otro lado, destinó casi 6 millones de dólares a la lucha de sus integrantes contra la pandemia del COVID-19.

    En el esquema de integración con otros países, todas las negociaciones fueron reactivadas, destacó Bustillo al poner de ejemplo las conversaciones con Vietnam e Indonesia.

    Uruguay propuso además instaurar nuevas negociaciones con los países de Centroamérica, en concreto, República Dominicana.

    "El bloque termina el año con todos los canales de diálogo abiertos y encaminados", valoró el ministro.

    En la cumbre virtual participaron el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, el de Argentina, Alberto Fernández, el mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, y el de Paraguay, Mario Abdo Benítez, además de otros.

    También fueron parte del encuentro los cancilleres de Colombia, Clauda Blum y de Ecuador, Luis Gallegos, además de los embajadores de Surinam, Mohamed Hoisen, y de Perú, Luis Tsuboyama.

    Posteriormente también se sumaron a la cumbre el presidente de Bolivia, Luis Arce, y el de Chile, Sebastián Piñera.

    Etiquetas:
    Uruguay, Mercosur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook