En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Los temores de un rebrote de contagios de COVID-19 en Bolivia se acrecentaron tras confirmar el Gobierno que en la última semana el promedio diario de nuevos casos trepó a 148, desde los 92 de los siete días anteriores.

    "Es una responsabilidad de todas y de todos continuar con las medidas de bioseguridad que son las que nos van a evitar el posible rebrote y multiplicación de casos de contagio", dijo la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, en una declaración divulgada por su oficina de prensa.

    La advertencia surgió en medio de una aplicación del proceso de reapertura de actividades económicas y sociales decretada por el Gobierno de Luis Arce a partir de este mes con objeto de aliviar el impacto combinado de la crisis económica y la pandemia.

    Bolivia acumuló hasta el 8 de diciembre 145.846 casos positivos de contagio y los cinco decesos confirmados en la jornada anterior elevaron a 9.002 el total de muertes causadas por la pandemia, con una letalidad de 6,2 por cada 100 contagios, una de las tasas más altas del continente.

    Cifras en aumento

    Según el parte epidemiológico oficial, el 8 de diciembre se registraron 189 nuevos casos de COVID-19, la segunda cifra más alta del mes, que se suman a los 11.614 infectados que todavía colapsan el sistema sanitario nacional, golpeado además por brotes estacionales de dengue y sarampión.

    Los temores a un rebrote acaparaban la atención de medios y autoridades especialmente en el departamento de Santa Cruz (este), el más afectado por la pandemia desde se detectaron en marzo los dos primeros contagios con el nuevo coronavirus en el país.

    "Tenemos el reporte de 96 casos confirmados para el día. Cinco es el registro de casos fallecidos, 96 casos confirmados, volvemos a tener una cifra que no habíamos tenido en los últimos dos o tres meses", dijo el director del Servicio de Salud cruceño, Marcelo Ríos, según medios locales.

    El funcionario atribuyó el aumento de casos, en particular en la ciudad de Santa Cruz, a la reapertura de espacios donde es difícil evitar aglomeraciones, como restaurantes, gimnasios y locales nocturnos, además de una cadena de actos de graduación por el fin del año escolar.

    "A ello se suma el descuido de la ciudadanía que no usa barbijos ni usa las medidas de bioseguridad", añadió Ríos, señalando que hace un mes los casos nuevos en ese departamento no eran más de 20 por día.

    Otros datos

    Santa Cruz acumuló hasta el 8 diciembre 45.448 casos de COVID-19, o casi un tercio del total nacional, incluidos 4.429 decesos, la mitad de los fallecimientos confirmados en el país.

    En La Paz, donde estaba registrado el 16% de los contagios, el Servicio de Salud regional planteó este 9 de diciembre que se mantenga indefinidamente el cierre de restaurantes y locales nocturnos, pese a las presiones de los empresarios de esos sectores.

    La ministra Prada dijo que la aplicación del decreto gubernamental que abrió las fronteras y autorizó la normalización progresiva de actividades debía ser ajustada por los gobiernos autónomos de los departamentos y municipios, en coordinación con las organizaciones sociales.

    Para el Gobierno, añadió Prada, las autoridades regionales deberían reforzar las campañas de prevención, con énfasis en educación y disciplina de los ciudadanos.

    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, coronavirus, COVID-19, Bolivia, pandemia de coronavirus, pandemia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook