En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La familia de la activista y concejala de Río de Janeiro, Marielle Franco, junto a Amnistía Internacional, entre otras muchas entidades y personalidades políticas de Brasil, pidieron justicia cuando se cumplen mil días desde su asesinato sin que se haya logrado averiguar quién la mandó matar y por qué motivo.

    "Ese crimen brutal, que golpeó a una de las concejalas más notables de la historia de Brasil, aún no fue solucionado de forma mínimamente satisfactoria; con cada efeméride de esas muertes se presentan pistas sueltas, pero lo que queremos saber es, de una vez y sin más rodeos, quién mandó matar a Marielle y por qué", afirman en un comunicado conjunto su hermana, Anielle Franco, que ahora dirige el Instituto Marielle Franco, y la directora de Amnistía Internacional Brasil, Jurema Werneck.

    Franco, que tenía por bandera la lucha en defensa de los derechos de la población negra, las favelas, las mujeres y el colectivo LGTBI, fue asesinada con varios tiros en la cabeza el 14 de marzo de 2018, junto con el chofer del vehículo en el que viajaba, Anderson Gomes.

    El crimen de la concejala, que pertenecía al Partido Socialismo y Libertad (PSOL), conmocionó al país, y los dos autores materiales no fueron detenidos hasta un año después.

    Ahora siguen presos en una cárcel de Porto Velho, al norte del país, a la espera de un juicio.

    De momento, se desconoce la motivación y los autores intelectuales del asesinato, aunque diversos indicios apuntan a las milicias de Río de Janeiro, peligrosos grupos de extorsión paramilitares en gran parte formados por expolicías y otros agentes de seguridad.

    En la nota conjunta, la hermana de la activista y Amnistía Internacional exigieron que cese la violencia contra los defensores de los derechos humanos.

    "Queremos que el legado de Marielle sea una semilla y que esos mil días sin su vida muchas voces se despierten contra la impunidad", añadieron.

    Diversos líderes políticos se manifestaron en la misma línea; el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) destacó en Twitter que el asesinato de Franco dice mucho sobre el Brasil de hoy.

    "Desde hace mil días el país espera respuestas, desde hace mil días asistimos a una escalada de odio, de una política de amenazas, de prejuicios y de intolerancia; necesitamos paz y justicia, justicia para Marielle y para Brasil", subrayó el expresidente.

    Integrantes del partido de la concejala, activistas y defensores de los Derechos Humanos organizaron varios actos a lo largo del día en todo Brasil en su memoria.

    Etiquetas:
    Brasil, Marielle Franco
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook