En directo
    América Latina
    URL corto
    0 372
    Síguenos en

    El 6 de diciembre falleció Tabaré Vázquez, expresidente de Uruguay, a los 80 años. El exmandatario luchaba contra un cáncer de pulmón detectado en agosto de 2019. Su segundo mandato presidencial concluyó hace ocho meses.

    "Hoy, a las 3.00 (hora local), mientras descansaba en su casa, en compañía de sus familiares y amigos, por causa de su enfermedad, falleció Tabaré", escribió su hijo, Álvaro Vázquez, a primera hora de la mañana en Twitter.

    Según el comunicado publicado por el diario uruguayo El País, la familia no realizará un velatorio para despedir al exmandatario, debido a los protocolos de prevención por el coronavirus. "Sus hijos y nietos lo despediremos en una ceremonia reservada e íntima", indicaron.

    El cortejo fúnebre empezará a las 13:00 en la Explanada de la Intendencia Municipal de Montevideo y concluirá en el Cementerio de La Teja, donde sus seres queridos le darán el último adiós.

    La última semana de noviembre Tabaré Vázquez fue estabilizado tras padecer una "trombosis profunda del miembro inferior izquierdo" vinculada con el cáncer, según explicó su hijo.

    Vázquez fue el primer presidente uruguayo de izquierda que representaba el Frente Amplio (FA). Ocupó este cargo entre 2005 y 2010 y luego desempeñó sus funciones entre 2015 y 2020, hasta el 1 de marzo.

    "Con profundo dolor comunicamos el fallecimiento de nuestro presidente de honor, Tabaré Vázquez. Su ejemplo de integridad política y compromiso inquebrantable con nuestro país y la gente, nos impulsará a continuar su legado", publicó el Frente Amplio en su cuenta de Twitter.

    El 20 de agosto de 2019 Vázquez anunció que le detectó un nódulo de apariencia maligna en el pulmón derecho.

    Dos días después, el entonces presidente uruguayo se internó en un hospital de la capital para practicarse estudios adicionales que confirmaron la presencia de un tumor maligno.

    "La ciencia permite que el cáncer sea una de las enfermedades que más se cura", dijo Vázquez en octubre tras manifestar el deseo de "poder ponerle la banda presidencial al próximo presidente".

    Desde que cedió el poder al actual mandatario, Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, Vázquez apareció rara vez en público. Pero el político tuvo un rol activo en la interna del opositor Frente Amplio (centroizquierda) y durante la pandemia dio entrevistas para sugerirle al Gobierno medidas sanitarias, económicas y sociales contra los efectos del COVID-19. Así, a finales de mayo el expresidente celebró una reunión en su hogar con Pou para abordar la crisis provocada por el coronavirus.  

    Tabaré Vázquez integró la Gran Logia de la Masonería del Uruguay, en la adolescencia jugó como arquero en un club que fundó con varios amigos con los que integraban una organización salesiana, fue carpintero, almacenero, vendió diarios y en 1969 se graduó de médico general especializándose luego en oncología.

    En 1964 se casó con la activista católica María Auxiliadora Delgado (1937-2019) con quien tuvo cuatro hijos.

    En 1983 comenzó su carrera política en el Partido Socialista, cuando todavía la agrupación estaba prohibida por la dictadura cívico militar que gobernaba el país (1973-1985).

    Vázquez y el fútbol

    De hablar pausado y trato afable, Vázquez nació en una familia de una zona obrera en el oeste de Montevideo, La Teja, el 17 de enero de 1940.

    Tras graduarse en medicina en 1969 y realizar una especialización en oncología en 1972, Vázquez probó su capacidad de liderazgo en otro ambiente: el fútbol.

    ​En 1979 fue elegido presidente del modesto club Progreso, que por ese entonces había ganado el campeonato de la tercera división del fútbol profesional y ascendido a la "B".

    De la mano de Vázquez hasta 1989, el club ganó el campeonato de la segunda división, logró el vicecampeonato de la primera, accedió a la Copa Libertadores, remodeló su estadio y colaboró con mejoras en el barrio que le dio origen al club.

    En esa época Vázquez ya había entrado a la política y se encaminaba a ganar la intendencia de la capital, donde vive más de la mitad de la población uruguaya (3,2 millones de habitantes), y esto llevó a que se despidiera del club.

    Carrera política

    Tras probar la gestión de un club de fútbol, deporte que es casi una religión en Uruguay, y la intendencia de Montevideo, Vázquez fue a por más.

    Fue el candidato de la izquierda en 1994 pero perdió ante el expresidente colorado Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000) y quedó segundo en 1999 tras una alianza entre los partidos tradicionales.

    ​Entonces llegaron las crisis de 1999 y 2002, con devaluación incluida, mas cifras récord de desempleo y pobreza, que erosionaron la confianza de muchos votantes en los gobernantes de centroderecha.

    ​En octubre de 2004, más de la mitad de los uruguayos votó a Vázquez en primera vuelta dándole a la izquierda un triunfo histórico en el país sudamericano.

    Celebrado por cientos de miles de personas que se reunieron en las afueras del hotel que Vázquez había elegido como sede en Montevideo, el flamante presidente exclamó una frase que quedó estampada en la historia política del país: "Festejen uruguayos, festejen, que la victoria es de ustedes".

    Tabaré Vázquez, el expresidente de Uruguay
    © Sputnik / Mikhail Klimentiev
    Tabaré Vázquez, el expresidente de Uruguay

    En su primera presidencia, Vázquez se embarcó en programas sociales para aliviar la situación económica, entregó una computadora personal a todos los niños en edad escolar con el llamado "Plan Ceibal", autorizó la búsqueda de desaparecidos en predios militares, permitió los juicios a policías y militares que cometieron delitos contra los derechos humanos durante la dictadura militar (1973-1985) y llevó adelante políticas económicas que hicieron que el país saliera a flote.

    En su primer mandato (2005-2010), Vázquez comenzó a desplegar una amplia política contra el tabaquismo que le valió reconocimientos internacionales, así como un juicio a la tabacalera Philip Morris por la presunta violación de un tratado de protección de inversiones con Suiza, que concluyó en 2016 con una resonante victoria para Uruguay.

    Cifras oficiales indican que 294.000 personas dejaron de fumar en Uruguay desde 2005.

    ​Una de las decisiones más controvertidas del entonces presidente fue vetar la ley de despenalización del aborto, que ya había sido aprobada por ambas Cámaras del Parlamento uruguayo, en 2008.

    Antes de finalizar su segundo mandato Tabaré Vázquez confesó que su sueño "es que no se pierda ninguno de los derechos que ha conquistado el pueblo uruguayo y que se siga avanzando en mejor salud, educación, viviendas adecuadas" y que "los trabajadores puedan ser escuchados en sus justas demandas".

    Etiquetas:
    expresidente, fallecimiento, Tabaré Vázquez, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook