En directo
    América Latina
    URL corto
    190
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Las autoridades cubanas confirmaron la ruptura de un diálogo entre funcionarios del Ministerio de Cultura (Mincult) y representantes de un grupo de artistas y opositores que se manifestaron hace unos días frente a la sede de esta institución, al considerar inaceptables las nuevas demandas impuestas por los convocantes.

    "Al pretender incluir entre los participantes a personas que se han autoexcluido hace mucho tiempo por sus agresiones a los símbolos patrios, delitos comunes y ataques frontales a la dirección de la Revolución Cubana, bajo el disfraz del arte, los que instrumentaron esta maniobra acaban de romper toda posibilidad de diálogo", expresa un comunicado publicado en Cubarte, sitio digital del Mincult.

    La nota agrega además que el ministro de Cultura, Alpidio Alonso Grau, "no se reunirá con personas que tienen contacto directo y reciben financiamiento, apoyo logístico y respaldo propagandístico del Gobierno de los Estados Unidos y sus funcionarios. Tampoco lo hará con medios de prensa financiados por agencias federales estadounidenses".

    "Con los mercenarios no nos entendemos", enfatiza el texto del Mincult.

    La ruptura del diálogo se produce después de que los representantes del grupo de jóvenes artistas que se manifestaron ante la sede del Mincult en La Habana el pasado 27 de noviembre, y miembros del Movimiento San Isidro, una organización opositora no reconocida por las autoridades de la isla, enviaran un correo electrónico a su contraparte gubernamental, calificado como "insolente" y donde "se pretende imponer, de modo unilateral, quiénes, con quién y para qué aceptarán dialogar", según reza el comunicado.

    Los cubanos protestan frente a la sede del Ministerio de Cultura en La Habana
    © REUTERS / Alexandre Meneghini
    Los cubanos protestan frente a la sede del Ministerio de Cultura en La Habana

    Según la publicación de Cubarte, en la noche del 27 de noviembre, después de más de cuatro horas de diálogo, se acordó sostener un nuevo encuentro con representantes del centenar de jóvenes artistas congregados en la calle, donde participaría el ministro de Cultura y para el que previamente se conciliarían listas de temas y participantes.

    En respuesta, los organizadores del diálogo por la parte demandante rechazaron la conciliación acordada y exigieron la participación "no negociable" de representantes del Movimiento San Isidro, protagonistas de una reciente huelga de hambre donde exigían la liberación de uno de sus miembros, sancionado a ocho meses de cárcel por el delito de desacato.

    A su vez, imponen la presencia de grupos y medios de comunicación presentes en las redes sociales, que tampoco son reconocidos por las autoridades cubanas.

    ​Otras de las demandas incluyen la presencia del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y de representantes de los ministerios del Interior y de Justicia.

    ​Los miembros de este grupo opositor son acusados en la isla de generar acciones desestabilizadoras contra la tranquilidad ciudadana y dirigidos a buscar el derrocamiento del Gobierno, con apoyo, financiamiento, y agendas emitidas desde Estados Unidos.

    "Para los jóvenes y para todos aquellos artistas que se reunieron frente al MINCULT el 27 de noviembre, que no han comprometido su obra con los enemigos de la nación cubana, siguen abiertas las oportunidades de diálogo, como ha sido una práctica histórica de las instituciones culturales de la Revolución", añade el comunicado.

    En los últimos días, medios oficiales de comunicación y la televisión cubana han presentado evidencias del quehacer de estos grupos opositores y sus supuestos vínculos con organizaciones radicadas en EEUU.

    Etiquetas:
    protestas, artistas, cultura, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook