En directo
    América Latina
    URL corto
    202
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) retrocedió en noviembre un punto después de cinco meses consecutivos de avances mensuales y en su comparación anual quedó 6,7 puntos debajo del nivel del mismo mes de 2019, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

    "En noviembre de 2020, eI ICC, elaborado de manera conjunta por el INEGI y el Banco de México [Banxico, central] mostró una disminución mensual de un punto; en su comparación anual, en el penúltimo mes de 2020 descendió 6,7 puntos en términos desestacionalizados", que suprimen la distorsión de las estaciones del año en la actividad económica, dice el informe de la encuesta periódica oficial.

    En noviembre hubo reducciones mensuales en todos los componentes que integran la encuesta del organismo estatal sobre la confianza de los consumidores:

    • situación económica actual y futura del hogar;
    • situación económica actual y futura del país;
    • posibilidades de compra de electrodomésticos.

    Resultados de la encuesta

    Los resultados de la encuesta en sus cinco componentes señalan que en promedio obtuvo 36,7 puntos para su primer retroceso mensual en seis meses.

    La primera pregunta, acerca de la "situación económica en el momento actual de los miembros del hogar comparada con la que tenían hace doce meses", recibió 39,4 puntos, lo que representa 1,5 unidades menos en el undécimo mes de 2020, una caída de 9,6 puntos con respecto a noviembre de 2019.

    La segunda pregunta, acerca de la confianza en la situación económica esperada por los miembros del hogar encuestado "dentro de doce meses, respecto a la actual", recibió 52,1 puntos, una caída de 1,5 mensual y una reducción de 2,9 puntos comparado con noviembre del año pasado.

    En el tercer componente, sobre la situación de la economía del país "hoy en día, comparada con la de hace doce meses", el resultado fue de 29,8 puntos, que representa caídas de 0,3 y 10,6 unidades en la comparación mensual y la anual, respectivamente.

    En el cuarto indicador, la puntuación para "la situación económica del país esperada dentro de doce meses respecto a la actual" fue de 44,7 puntos, que es 0,3 puntos menos que octubre de 2020, y 3,5 menos que noviembre de 2019.

    Finamente, la pregunta sobre "las posibilidades en el momento actual de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para realizar compras de muebles, televisor, lavadora u otros aparatos electrodomésticos", recibió la menor puntuación en la encuesta: 17,2 unidades, que es 0,1 menor a octubre pasado, pero se queda 6,9 atrás de la registrada hace un año.

    En la comparación anual, el ICC retrocedió durante doce meses consecutivos, pero venía recuperándose desde junio de este año, cuando reabrieron las "actividades económicas esenciales" tras dos meses de inactividad por la pandemia de COVID-19.

    La ficha técnica indica que la encuesta se recabó en una muestra de 2.336 viviendas de 32 ciudades, que comprenden a la totalidad de igual número de estados del país, y el nivel de confianza de sus resultados es de 90%, con un error máximo esperado del 15%.

    El Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que la economía mexicana caiga 9%, el Banco Mundial (BM) espera un retroceso de 10%, y el Banco Central de México calcula la caída en 8,9%, mientras que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) prevé una contracción de 9,2% en 2020.

    Costo por daños ambientales

    El costo que tendría que asumir la economía mexicana por los daños ambientales en 2019 equivale al 4,5% del Producto Interno Bruto (PIB), según las Cuentas Económicas y Ecológicas de México (CEEM 2019), publicadas por el INEGI.

    El Producto Interno Neto Ajustado Ambientalmente (PINE) que es "el costo económico que se tendría que asumir por los daños ambientales, en 2019 fue equivalente al 4,5% del PIB a precios de mercado", indica el informe anual del organismo estatal que se publica desde 2003.

    Ese rubro refiere a la suma de costos por el agotamiento de los recursos naturales y la degradación ambiental, que alcanzaron un monto de 1,096.970 millones de pesos (más de 54.800 millones de dólares actuales), agrega el texto.

    Las CEEM forman parte del Sistema de Cuentas Nacionales de México, que permiten "identificar el impacto ambiental del quehacer económico que deriva del agotamiento de los recursos naturales y la degradación del medio ambiente", dice la ficha técnica del informe. 

    La menor inversión estatal ambiental

    El rubro de gastos en protección ambiental realizados por el sector público y los hogares alcanzaron en 2019 un total equivalente a 0,45% del PIB, "el menor porcentaje desde el inicio de la serie en 2003", comentó en su cuenta de Twitter el presidente del Inegi, Julio Santaella.

    ​El principal responsable de las cuentas nacionales explica que, al deducir los gastos ambientales del PIB, se obtienen dos tipos de costos:

    1. el consumo de capital fijo;
    2. el de los usos ambientales.

    Sustrayendo del PIB nacional el consumo de capital fijo (depreciación) y el costo total por agotamiento y degradación ambiental se obtiene el PINE, que "representó 78% del PIB total del país en 2019".

    Por otra parte, "el impacto de las externalidades negativas de la economía al medio ambiente se registra en los Costos Totales por Agotamiento y Degradación Ambiental [CTADA] que alcanzaron 4,5% del PIB en 2019, lo que representó un estancamiento en la reducción sostenida desde 2003", agregó el funcionario federal.

    Por componente, la contaminación atmosférica significó el mayor costo ambiental en 2019 (2,8% del PIB).

    Le siguen:

    • la degradación del suelo (0,6% del PIB);
    • residuos sólidos urbanos (0,3%);
    • agotamiento de hidrocarburos (0,3%);
    • contaminación del agua (0,2%);
    • agotamiento del agua subterránea (0,2%).

    El Gobierno mexicano impulsa cuatro grandes megaproyectos en reservas de la biósfera, manglares, y zonas protegidas en territorios de comunidades indígenas, que son objetados por grupos ecologistas:

    • una refinería en el puerto petrolero de dos bocas;
    • un tren turístico en la península de Yucatán;
    • un corredor interoceánico multimodal en el istmo de Tehuantepec;
    • un aeropuerto internacional en una base militar para servir a la capital.

    Exportación de autos

    La producción de vehículos de las firmas automotrices establecidas en México aumentó 1,44% y las exportaciones crecieron 4,68% en noviembre de 2020, comparadas con el mismo mes de 2019, informó INEGI.

    En noviembre, las exportaciones sumaron 287.703 unidades y en los once primeros meses del año fueron 2.406,725 unidades, lo que implica una contracción anual de 23,63%, indica una de las tres tablas de resultados.

    Las exportaciones de la industria automotriz representan la cuarta parte de las ventas mexicanas al exterior y se concentran en más de 80% en Estados Unidos.

    En el onceavo mes de la año, la producción alcanzó 312.184 unidades, comparado con las 307.756 unidades del mismo periodo del año pasado indican las cifras provenientes de 21 empresas afiliadas a la Asociación Mexicana de Industria Automotriz (AMIA), además de Mitsubishi Motors y Giant Motors Latinoamérica, que no integran ese grupo de firmas extranjeras establecidas en el país.

    Con esos datos validados por el organismo estatal, por segundo mes consecutivo la producción superó las cifras mensuales de 2019 y mantiene la tendencia ascendente tras el cierre de abril, mayo y junio obligado para contener la pandemia del nuevo coronavirus.

    Sin embargo, la producción en once meses de este año, de 3.596.345 unidades, fue 22,53% menor que durante el mismo periodo el año pasado.

    La meta anual de esa asociación del sector es de 945.000 unidades nuevas vendidas en el mercado interno para 2020, lo que representaría una caída de casi 30% de ventas a tasa anual.

    En noviembre de 2020 fueron vendidas en México 95.485 unidades, mientras que en el lapso entre enero y noviembre las ventas sumaron 843.986 automóviles, una reducción de 28,91% en relación al mismo periodo del año anterior.

    Este resultado negativo es similar al sufrido por la industria en 2009 como resultado de la crisis financiera internacional, cuando el mercado automotriz se contrajo 29%.

    Etiquetas:
    crisis económica, crisis, economía, confianza del consumidor, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook