En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Representantes de los gremios gastronómico y de eventos en Uruguay dijeron a Sputnik que coinciden en que la situación es "insostenible" y piden al Gobierno que desarrolle un plan que ayude a superar la crisis que les generó el COVID-19, luego de que el Poder Ejecutivo anunciara nuevas medidas de restricción.

    "Hemos pedido al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) todo tipo de medidas, especialmente la reducción de aportes patronales, pero no hemos tenido respuestas favorables y esto se vuelve insostenible", dijo Tomás Bartesaghi, integrante de la directiva del Colectivo Gastronómico del Uruguay.

    El 1 de diciembre, el presidente Luis Lacalle Pou anunció entre otras medidas que los bares, restaurantes y locales afines deberán empezar a cerrar a la medianoche, lo que restringe aún más las posibilidades comerciales de estos emprendimientos.

    Esa medida se extenderá, en principio, hasta el 18 de diciembre, cuando el Gobierno evaluará si continúa o no.

    "El 20% de nuestros asociados tuvieron que cerrar a partir de la pandemia, algunos de manera permanente porque el sector gastronómico viene muy golpeado, con un consumo en caída y un endeudamiento importante, y el covid-19 vino a sacar a la luz todo este deterioro", explicó Bartesaghi.

    Multas a fiestas

    En el sector de fiestas y eventos, donde también se anunciaron multas y medidas de extremo control para evitar aglomeraciones, la situación no es mejor.

    Juan Gandolfo, vicepresidente de la Asociación de Salones de Fiestas del Uruguay, dijo a Sputnik que "no hay absolutamente ninguna posibilidad de recuperación, para el que cerró sus puertas, es casi nula la posibilidad de volver a abrir".

    Antes de que aumentaran los casos de COVID-19, los empresarios del sector esperaban las respuestas oficiales para flexibilizar las medidas, ya fuera aumentando el aforo o permitiendo bailes en el exterior, pero el 1 de diciembre esa expectativa quedó truncada.

    "Cuando el turismo se enojó porque tenemos las fronteras cerradas, salió ayuda para el sector; cuando el transporte dijo que no podía con la baja de viajeros diarios, el Gobierno participó en la ayuda, pero acá hay 50.000 personas entre empleos directos e indirectos a quienes nadie les da bolilla (hace caso)", expresó Gandolfo.

    Por su parte, Germán Barcala, presidente de la Cámara de Eventos del Uruguay, dijo a Sputnik que desde el inicio de la pandemia "el desarrollo del sector bajó un 80% porque llevamos más de ocho meses inactivos y la incertidumbre es mucha".

    Desde su punto de vista, flexibilizar las medidas para el sector sería "la mejor receta para bajar las fiestas clandestinas, que es donde no hay registro de asistentes, no hay trazabilidad y las garantías son mínimas".

    La Cámara también hizo contactos con el Gobierno, pero asegura que no obtuvo respuestas que ayuden a paliar la situación.

    Lo mismo le ocurrió a la Cámara de Infraestructura Técnica para Eventos y Espectáculos, cuyo presidente, Alejandro Ottonello, dijo a Sputnik que "ya hubo que despedir a más del 50% del personal".

    "No va a haber turismo porque hasta marzo hay cierre de fronteras y no vamos a trabajar, empresas que tenían a quince personas trabajando, hoy no pueden tener esa cantidad de gente", explicó.

    Otonello dijo que la Cámara se contactó con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el Ministerio de Economía y Finanzas, y con el Ministerio de Turismo, sin encontrar respuestas.

    "Nuestras empresas están paradas, pero seguimos aportando como si estuviéramos trabajando; no pedimos que nos regalen plata, sino diferir los pagos o no pagar mientras estamos parados", apuntó.

    Al igual que en los otros sectores consultados por Sputnik, Otonello advirtió que si no surge un respaldo del Gobierno, "hay empresas que no van a llegar a marzo".

    El Gobierno anunció el 1 de diciembre nuevas medidas para intentar frenar el aumento de casos, el 28 y el 29 de diciembre se superó por primera vez los 200 casos diarios de COVID-19 y noviembre fue el mes con más fallecidos por la enfermedad desde que se detectó la pandemia en el país, el 13 de marzo, con 19 muertos.

    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, Uruguay, fiestas, restaurante, crisis económica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook