En directo
    América Latina
    URL corto
    61354
    Síguenos en

    Por cuarta vez en los últimos 20 años, México cobrará una póliza de seguro sobre los precios de su petróleo. En esta ocasión, recibiría por ese concepto alrededor de 2.500 millones de dólares.

    A pesar de que México se ve amenazado por la reducción de sus niveles de producción de crudo, así como por su negativa a someterse al acuerdo de la OPEP+ para disminuir la extracción de petróleo, su Gobierno logró ganancias a partir de los contratos de opciones que vende a un pequeño grupo de bancos de inversión y compañías petroleras de Wall Street.

    La cobertura para 2020 expiró el 30 de noviembre, por lo que a partir del 1 de diciembre el mecanismo de pago de coberturas está activo. Aunque el Gobierno mexicano no ha revelado las ganancias provenientes de este instrumento, ha publicado algunos datos financieros que permiten hacer un cálculo aproximado.

    A principios de este año, las autoridades de México informaron al Congreso que habían garantizado su presupuesto sobre los precios del petróleo, fijado en 49 dólares por barril para 2020, por medio de su cobertura petrolera, así como por el uso de un fondo de estabilización de ingresos presupuestarios.

    El Financiero explicó que el fondo de estabilización suele cubrir un par de dólares del precio presupuestado por el Gobierno, mientras que el resto de ese valor es cubierto con un trato masivo de derivados con varios bancos de Wall Street.

    Fuentes familiarizadas con la transacción confirmaron que la cobertura contratada pagaría cerca de 2.500 millones de dólares. Este pago es menor a los 6.000 millones de dólares que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el país podría obtener si los precios del petróleo se mantenían bajos.

    En abril, la canasta de referencia del petróleo mexicano promedió 12 dólares por barril. Desde entonces, su valor se ha recuperado hasta cotizar por encima de los 40 dólares el barril en los últimos días.

    La cobertura petrolera ha asistido a México a lidiar con las recesiones que han surgido durante los últimos 20 años. En 2009, por ejemplo, ganó 5.100 millones de dólares a pesar de que los precios se desplomaron durante la crisis financiera mundial de ese momento. Asimismo, en 2015 recibió 6.400 millones de dólares, así como 2.700 millones de dólares en 2016 a pesar de que Arabia Saudita inició una guerra de precios del crudo.

    Las opciones de venta permiten al Gobierno de México comercializar su petróleo a un precio predeterminado. Aunque esto le permite acumular todas las ganancias que se puedan obtener tras un repunte en los precios del crudo, esto le otorga la seguridad de contar con un piso mínimo de ingresos.

    Desde 2018, México mantiene en secreto los datos relacionados con el precio de sus opciones de venta y el volumen cubierto de su producción. Su programa soberano está dirigido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y es ejecutado por el Banco de México, pero la empresa petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) también administra una cobertura petrolera propia, la cual es mucho más pequeña.

    Etiquetas:
    Pemex, petróleo, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook