En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció en rueda de prensa nuevas medidas obligatorias para frenar el aumento de casos de COVID-19 en el país.

    "El teletrabajo en todas las oficinas públicas, cancelación de todos los deportes en ámbitos cerrados, incluyendo el básquetbol, el cierre de bares y restaurantes y afines a las 00:00 (3:00 GMT) y se aplicarán multas a lugares de trabajo que no cumplan con protocolos", afirmó Lacalle Pou en rueda de prensa.

    En cuanto a los bares y restaurantes que no cumplan con el horario están evaluando las penas a aplicar, el Gobierno no descarta la clausura de esos locales que incumplan la medida.

    Anunció que el 2 de diciembre hablará con los gobiernos departamentales para fiscalizar más fuertemente las fiestas clandestinas.

    Agregó que el Gobierno va a multar las fiestas que no estén cumpliendo con los protocolos con dos Unidades Reajustables (2.580 pesos o 60 dólares) por cada persona en el local del evento.

    Además, se suspenden los actos de fin de curso en la educación y habrá más controles en el transporte público.

    El Gobierno evaluará el funcionamiento de estas medidas del 2 al 18 de diciembre.

    Lacalle Pou dice que si el 18 de diciembre el país llega al color naranja en la curva de contagios, hoy está en la amarilla, podrían anunciar nuevas medidas.

    Fernando Paganini, responsable del área de datos y modelo del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) de Presidencia en el tema COVID-19, dijo en la rueda de prensa que actualmente ya no está al alcance volver rápido a la zona verde de contagios, como se planteó como objetivo el Gobierno el 5 de noviembre, debido al aumento de los casos, "el objetivo ahora es frenar el crecimiento". 

    El GACH, integrado por 55 científicos uruguayos, hizo un estudio que establece que de continuar la tendencia actual de creccimiento, "el promedio semanal superaría los 300 (casos) y antes de fin de año estaríamos llegando al naranja de Harvard", una antes de la roja, la máxima.

    Vacunación

    Además, Lacalle Pou, anunció que esperan empezar a vacunar contra el COVID-19 en abril próximo.

    "Tenemos como fecha razonable sobre principios del segundo trimestre del año que viene, que es más o menos sobre abril, pedimos esfuerzo a la población sabiendo que el horizonte de vacunación es en esa fecha", afirmó.

    Agregó que el plan de vacunación es de 700.000 dosis primero y después 500.000.

    Afirmó que si bien Uruguay adhirió en octubre pasado al mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud, para la compra de vacunas, no descarta ninguna opción.

    "No nos amputamos ningún camino en cuanto a la vacuna", dijo, y anunció que el Ejecutivo está dispuesto a hablar con cualquier Gobierno para tener las dosis lo antes posible en el país.

    Reiteró que la vacunación contra el COVID-19 no será obligatoria e informó que el Gobierno encargó un estudio para saber qué porcentaje de la población está dispuesta a recibirla.

    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook