En directo
    América Latina
    URL corto
    3211
    Síguenos en

    El 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador concluye su segundo año como presidente de México, en medio de la urgencia por el repunte de casos de COVID-19.

    A lo largo de 2020, los esfuerzos de su Gobierno se han enfocado en atender la pandemia, así como las consecuencias sociales y económicas de esta enfermedad. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el nuevo coronavirus se ha convertido en la segunda causa de muerte en la población, aunque estimaciones oficiales indican que podría haber más de 155.000 fallecidos a causa del virus SARS-CoV-2.

    Pandemia de coronavirus en México
    © REUTERS / Jose Luis Gonzalez
    Sin embargo, en los primeros dos años de su administración los temas de corrupción, inseguridad y economía han sido objeto de cuestionamientos constantes.

    Con respecto al primer tema, cabe destacar que, según el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional, México se ubica actualmente en el puesto 130 entre 180 países. Aunque algunos expertos exponen que muchas de las decisiones de López Obrador se han argumentado con el discurso del combate a la corrupción, otros destacan que la actual estrategia muestra importantes diferencias con respecto a lo ocurrido en el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

    A su vez, en materia de inseguridad el Gobierno de López Obrador ha seguido acumulando récords en el número de homicidios. El presidente mexicano ha optado por otorgar más tareas a las Fuerzas Armadas, asignándoles la construcción del nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México, del Tren Maya y cientos de sucursales del Banco del Bienestar.

    Si bien el Ejército y la Marina colaboran en tareas de seguridad pública, en los últimos meses el crecimiento de su influencia en México ha comenzado a generar debates. Luego de que López Obrador promovió nuevas leyes para legalizar los patrullajes militares en las calles, desapareció la Policía Federal y creó la Guardia Nacional, expertos como Edgardo Buscaglia afirman que las nuevas tareas de las Fuerzas Armadas apuntan a resarcir el desgaste social que han tenido al enfrentar al crimen organizado.

    Otros especialistas como Juan Ibarrola afirman que, al ocupar al Ejército en las tareas de construcción de algunos proyectos prioritarios, se pretende disminuir costos, debido a que ellos no buscan una utilidad económica al participar de esos proyectos.

    Por otra parte, López Obrador ha enfrentado severas críticas por parte de grupos feministas, quienes consideran que su administración no ha hecho lo suficiente para atender la violencia de género, el problema que México sufre a lo largo de varios años. Según cifras oficiales, en los últimos 22 meses se ha registrado un aumento en los casos de violencia hacia las mujeres.

    Desde el 1 de diciembre de 2018 al 31 de octubre de 2020 se han registrado 7.424 feminicidios en México, un promedio de 11 asesinadas al día. Además, al comparar los primeros 10 meses de 2019 con el mismo periodo de 2020, se observa que las denuncias por violencia familiar se incrementaron 3,4%, mientras que, por violencia de género, aumentaron 26%.

    Asimismo, las llamadas al 911 por motivos de violencia contra la mujer subieron 40% y las de acoso u hostigamiento sexual, 12%, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

    En cuanto a la generación de recursos, el Gobierno de López Obrador también ha impulsado cambios importantes en materia de evasión fiscal. La actual administración ha tenido éxito en la recuperación de ingresos tributarios al prohibir la condonación de impuestos a las grandes empresas, así como a invitarlas a ponerse al corriente con sus pagos.

    Aunque el sistema tributario de México aún es considerado como poco competitivo (el país latinoamericano ocupa el lugar 31 del Índice Internacional de Competitividad Fiscal 2020 de la OCDE), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) reveló que la recaudación entre grandes contribuyentes alcanzó entre enero y octubre de 2020 los 200.999 millones de pesos (10.000 millones de dólares), 164% más que lo obtenido en el mismo periodo de 2019.

    En cuanto a la política social, el incremento gradual al salario mínimo en la administración de López Obrador ha sido destacado como un resultado positivo de la distribución de los recursos públicos. En 2019, el Gobierno aumentó el salario mínimo 16% y aplicó una nueva alza de 20% para este año. Actualmente este indicador se encuentra en 123.22 pesos (6,1 dólares).

    Otro rubro que el presidente mexicano priorizó desde sus primeros meses de Gobierno fue el educativo. El 6 de noviembre, López Obrador recordó algunas de las acciones que su administración ha desplegado para apoyar la educación en el país, entre las cuales destacó el buen trato hacia los maestros del país, la mayor inversión en la infraestructura de las escuelas y la entrega de becas.

    Asimismo, se fortaleció la estructura de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, una estrategia que actualmente apoya a 600.000 alumnos, según el presidente de Mexicanos Primero, David Calderón.

    Con motivo de su segundo aniversario en la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador rendirá su octavo informe de Gobierno. En esta ocasión, el mensaje se dará desde Palacio Nacional y no en el Zócalo de la Ciudad de México, a causa de la pandemia de COVID-19 y la presencia de manifestantes del Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAAA).

    Etiquetas:
    Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook