En directo
    América Latina
    URL corto
    0 291
    Síguenos en

    Cuatro exfuncionarios del sexenio pasado se han ofrecido como testigos colaboradores, con lo cual cierran el círculo que podría terminar con el encarcelamiento del expresidente, Enrique Peña Nieto, y del exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray. ¿Quiénes son y de qué se les culpa?

    La administración de Peña Nieto ha sido calificada por el actual titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, como el Gobierno más corrupto de la historia contemporánea de México, pues durante este se llevaron a cabo grandes desvíos de dinero del erario público, entre las que destacan la 'Estafa Maestra', la Operación Safiro y los contratos con la empresa brasileña Odebrecht.

    Desde que Andrés Manuel López Obrador llegó a la presidencia de México emprendió una cruzada anticorrupción que comenzó con el encarcelamiento de Robles Berlanga y siguió con la extradición del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya; sin embargo, en la punta de su proyecto está el enjuiciamiento de los últimos expresidentes por haber colaborado en asuntos de corrupción, a los cuales se podrá llegar a través de acusaciones de quienes colaboraron directamente en estos.

    Javier Duarte de Ochoa 

    El 15 de octubre de 2017, Duarte de Ochoa fue detenido por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, los cuales habría cometido durante el tiempo en el que fue gobernador del estado de Veracruz —de 2010 a 2016—.

    Pero recientemente, el nombre del exgobernador de Veracruz está nuevamente en la mira por el caso Odebrecht que, de demostrarse las acusaciones de Lozoya, involucrarían a otros altos funcionarios del sexenio pasado y al propio Peña Nieto.

    La relación de Duarte de Ochoa con la compañía brasileña data de 2010, cuando Odebrecht habría aportado medio millón de dólares a su campaña a cambio de construir una presa en el río La Antigua; no obstante, gracias a la oposición de las comunidades aledañas la obra fue suspendida.

    A principios del mes de noviembre, el exmandatario estatal dijo que desconoce las razones por las que Luis Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht México, "está declarando falsedades en relación a los apoyos económicos que hicieron en favor de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto".

    "Tengo la disposición de declarar todo lo que me consta en este caso ante la autoridad correspondiente SIN la necesidad de solicitar ningún criterio de oportunidad o beneficio alguno", escribió en su cuenta de Twitter. 

    Emilio Lozoya Austin

    El 12 de febrero de 2020, la Policía Nacional Española, adscrita a la Interpol, detuvo a Lozoya Austin por haber recibido sobornos por más de 10 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht durante el tiempo que estuvo al frente de Pemex.

    Antes de su extradición a México, Lozoya ya había causado revuelo en el país pues se sabía que a su llegada haría revelaciones sobre casos de corrupción que podrían involucrar a exfuncionarios del Gobierno de Peña Nieto.

    Por lo que en julio, cuando presentó su primera declaración ante la FGR mencionó a personajes como Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, quienes habrían estado relacionados directamente con las negociaciones que se hicieron con Odebrecht.

    Asimismo, el exdirector de Pemex pidió a la justicia mexicana la posibilidad de apegarse al llamado criterio de oportunidad a cambio de información que fuera de utilidad para vincular a otros funcionarios involucrados en asuntos de corrupción.

    Emilio Zebadúa González

    A principios de noviembre, Emilio Zebadúa, quien fuera oficial mayor de la Sedesol y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) durante la gestión de Robles Berlanga, ofreció a la FGR aportar información a cambio de que se le otorgue el criterio de oportunidad.

    El exfuncionario es investigado por la fiscalía por participar en la operación conocida como la 'Estafa Maestra', la cual consistió en  convenios realizados a través de diversas universidades que "subcontrataron" a 128 empresas fantasma.

    Dicha operación, la cual se realizó cuando Zebadúa trabajaba en la Sedesol junto a Robles Berlanga, terminó con la desaparición de 7.760 millones de pesos (386 millones de dólares) provenientes del erario público.

    Rosario Robles Berlanga

    Tras la declaración de quien fuera su mano derecha —Emilio Zebadúa—, Robles Berlang, según el comentario de su abogado, decidió sumarse a la lista de exfuncionarios que planean declarar en contra de quienes hayan cometido actos de corrupción.

    Al respecto, en su Twitter, la exfuncionaria federal señaló que "se han hecho declaraciones que no fueron acordadas conmigo. He instruido a mis abogados a atenerse al procedimiento judicial", sin desmentir de manera tajante lo dicho por durante una conferencia de prensa por el litigante Sergio Arturo Ramírez, quien indicó que hablaba en su representación.

    "He decidido acogerme a la figura de testigo colaborador. Por el momento es lo único que puedo informar", sostuvo.

    Anteriormente había desechado el criterio de oportunidad a cambio de información que pudiera ser de utilidad para vincular a otros personajes del Gobierno pasado.

    Robles Berlanga, al igual que Zebadúa, es acusada por participar en desvíos millonarios durante el tiempo en el que estuvo al frente de la Sedesol y la Sedatu.

    A pesar de que hasta el momento, el caso de la 'Estafa Maestra' solo involucra a exfuncionarios de la Sedesol, las declaraciones de Robles Berlanga podrían apuntar hacia otra pieza clave: Luis Videgaray, quien como secretario de Hacienda tuvo que haber autorizado las operaciones.

    Etiquetas:
    Enrique Peña Nieto, Emilio Lozoya, Rosario Robles, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook