En directo
    América Latina
    URL corto
    5339
    Síguenos en

    El diputado federal por São Paulo e hijo del presidente brasileño Eduardo Bolsonaro publicó una serie de tuits muy polémicos sobre el supuesto espionaje realizado por Huawei que acabaron provocando un escándalo diplomático entre China y Brasil.

    En las recientes publicaciones de Eduardo Bolsonaro, el también presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de Brasil manifestó su apoyo al programa The Clean Work, que fue lanzado por la Administración Trump con el objetivo de salvaguardar los activos de EEUU, incluida la privacidad de sus ciudadanos y la información más sensible de las empresas, de las intrusiones agresivas perpetradas por actores malignos.

    Según Bolsonaro, esta iniciativa fue creada para "desplegar una 5G segura sin el espionaje de China".

    "El programa al que se ha unido Brasil tiene como objetivo proteger a sus participantes de las invasiones y violaciones de información privada", comentó el diputado y agregó que The Clean Work surgió en "repudio a entidades clasificadas como agresivas" que atentan "contra la libertad, como el Partido Comunista de China". 

    Reacciones desde China y dentro del propio Brasil 

    La reacción de Pekín a estos polémicos comentarios no se hizo esperar. La embajada china en Brasilia envió un comunicado en el que tildó de "infames" a las declaraciones de Eduardo Bolsonaro. Además, instó a que el hijo del presidente y otras personalidades dejen de utilizar "la retórica de la extrema derecha de EEUU" y popularizar las "calumnias" sobre China.

    "Esto es totalmente inaceptable para China y manifestamos un fuerte descontento y un vehemente repudio a este comportamiento", enfatizó la embajada en su comunicado.

    Según la misión diplomática del país asiático, si estas afirmaciones continúan pronunciándose en Brasil, Eduardo Bolsonaro y otras personalidades van a cargar con "la responsabilidad histórica de haber perturbado la normalidad de la asociación China-Brasil".

    Estos comentarios de Eduardo Bolsonaro irritaron no solo a Pekín, sino también a varios políticos brasileños de la oposición. 

    "Es inaceptable que el hijo del presidente se comporte de ese modo y Jair Bolsonaro no haga nada”, señaló la diputada Perpétua Almeida, del Partido Comunista.

    Si bien el diputado federal por São Paulo ya ha borrado sus polémicos tuits, el Gobierno brasileño calificó "de ofensiva" y "irrespetuosa" la misiva enviada por la embajada china. Las autoridades del país latinoamericano aseguran que su "tono y contenido (…) perjudican la imagen de China frente a la opinión pública".

    Hoy en día el país asiático es el principal socio comercial de Brasil. Hasta agosto del 2020 las exportaciones brasileñas habían alcanzado 47.300 millones de dólares . Esto le permitió al país latinoamericano registrar un superávit en el comercio con China de más de 25.000 millones de dólares. En 2021 Brasil planea anunciar una licitación para el despliegue de la red inalámbrica que utiliza la tecnología 5G, ámbito en el que Huawei es uno de los líderes mundiales.

    Etiquetas:
    China, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook