En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    Elecciones parlamentarias en Venezuela (2020) (221)
    6980
    Síguenos en

    Personalidades del mundo político, académico, científico y cultural de distintas partes del mundo exigen a la Unión Europea que respete los resultados de las elecciones legislativas que se realizarán en Venezuela el 6 de diciembre.

    "Si la Unión Europea apostara verdaderamente a ser un vector de paz en un mundo de turbulencias, no debería sostener la vía de la violencia y de la confrontación en Venezuela". Con ese mensaje, personalidades de distintas partes del mundo piden a la Unión Europea que "respete el resultado electoral del próximo 6 de diciembre y apoye la voluntad democrática de los venezolanos".

    Entre los firmantes de la petición está el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, el diputado de Francia Insumisa, Jean-Luc Melechon, la presidenta del Partido de los Trabajadores de Brasil, Gleisi Hoffman, la eurodiputada, Sandra Pereira, el periodista Ignacio Ramonet, el exrelator especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Alfred de Zayas, y el líder de Pink Floyd, Roger Waters.

    "Es una iniciativa para que la Unión Europea deje la hipocresía y la politiquería. Hipocresía porque nunca se dijo nada sobre el golpe de estado contra Evo Morales, no se dijo nada sobre la macolla electoral que se hizo a la vista de todos en Estados Unidos, donde vimos que no hay un sistema electoral confiable, y la UE no se pronunció. Entonces, la UE debe dejar la hipocresía y la politiquería porque eso podría llevar a Venezuela al camino de la guerra", advierte Romain Migus, sociólogo francés y uno de los firmantes de la carta.

    Venezuela celebrará sus elecciones legislativas el 6 de diciembre, la elección número 25 en los últimos 21 años. El Gobierno bolivariano invitó formalmente a la Unión Europea para que acompañara estos comicios, sin embargo, desde Bruselas alegaron que no tenían tiempo suficiente para enviar a los observadores y que sin un aplazamiento de las elecciones no existirían "las condiciones para que tenga lugar un proceso electoral libre, justo y democrático".

    "Lamentablemente hemos visto que la Unión Europea, que en sus discursos de intención afirma tener una política extranjera autónoma y representar una potencia de paz en un mundo de superpotencias, está haciendo un seguidismo ciego de la política exterior de EEUU y por eso han decidido no respetar las elecciones del 6 de diciembre. Por lo tanto, como ciudadanos europeos, pero también del mundo, exigimos que la UE respete el resultado de las próximas elecciones en Venezuela, no importa el resultado que salga, pero que respete la voluntad democrática de los venezolanos", insiste Migus, quien vivió durante varios años en el país caribeño y que ahora desde Francia forma parte de la Red Europea en Solidaridad con la Revolución Bolivariana.

    La voz de los venezolanos

    A juicio de Migus y de los firmantes de la carta, estas elecciones podrían ser un camino para resolver una crisis institucional que arrastra el país desde hace cinco años, pero que se agudizó desde enero de 2019 con la proclamación de Juan Guaidó como presidente interino.

    "Hemos visto todas las consecuencias negativas que este intento de golpe institucional ha traído para el pueblo venezolano con el incremento de las sanciones y de las operaciones militares contra Venezuela en el transcurso del año 2019 y 2020. Por eso consideramos que esta elección del 6D es la manera pacífica, legal y constitucional que tienen los venezolanos de volver a la senda democrática y encontrar el camino de la paz", apunta Migus.

    Para las elecciones del 6 de diciembre, más de 20 millones de ciudadanos están convocados para elegir a 277 nuevos representantes parlamentarios a través de una votación universal, secreta y directa.

    "Lo más importante es la voz del pueblo venezolano, quien de forma soberana va a expresar su intención de voto, escogiendo dentro de un abanico muy diverso de opciones políticas. Hay que recordar que hay 14.400 candidatos provenientes de 107 partidos y que, básicamente, todas las opciones políticas están representadas, desde la opción revolucionaria del Gran Polo Patriótico hasta la socialdemocracia, el social liberalismo, la democracia cristiana, incluso opciones ligadas al evangelismo y de derecha, neoliberales. Allí hay un abanico de propuestas que se ofrecen a los venezolanos y eso es lo más importante, que ellos decidan en paz qué tipo de futuro quieren para Venezuela", apunta Migus.

    Sanciones vs denuncias

    Estados Unidos ya ha dicho que no reconocerá las elecciones porque las considera "fraudulentas".

    Desde Europa también han advertido que no reconocerán ni los resultados ni a la próxima Asamblea Nacional. Además, extendieron por un año más las sanciones contra el país. De acuerdo con lo que plantean los firmantes de la petición, la prioridad de la Unión Europea "no es el respeto a la democracia o a los procesos electorales, sino al cambio de régimen, cueste lo que cueste".

    "Al no reconocer la elección y de decir de antemano que va a haber más sanciones, la UE está apostando a la guerra civil en Venezuela y al sufrimiento del pueblo", alerta Migus.

    Desde Francia, el canciller de ese país, Jean-Yves Le Drian, aseguró que "en las actuales condiciones, las elecciones previstas por el régimen del señor Maduro no permitirán avanzar en la resolución de la crisis" y, como Francia volverá al Consejo de DDHH de la ONU en enero de 2021, desde ese espacio seguirán su trabajo para "fortalecer y perseguir las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, incluso a través de sanciones".  

    "Es una postura política hipócrita de un gobierno que se ha dedicado en los últimos años a martirizar a su pueblo, como lo hemos visto durante las manifestaciones de los chalecos amarillos, durante las movilizaciones contra la reforma del sistema de jubilación y como lo pudimos ver ahora en la movilización contra la ley de seguridad global, que es una ley mordaza, un poco como ocurrió en España hace unos años. En vez de preocuparse por la realidad y, además, de reconocer que también la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU ha cuestionado a Francia por violaciones a los derechos humanos, prefieren hablar de un tema lejano que es el tema de Venezuela porque eso también les sirve para estigmatizar a los partidos políticos que asumen el liderazgo de resistencia a la imposición de este modelo en Francia", denuncia Migus.

    Y mientras las instituciones europeas ya dejaron clara su postura sobre las elecciones legislativas, personalidades y movimientos sociales que apoyan a la Revolución Bolivariana desde Europa, aseguran que ellos seguirán denunciando el daño que provoca en todo el pueblo venezolano este tipo de medidas coercitivas unilaterales.

    "El nivel de sanciones contra Venezuela ha llegado a tal punto que Thomas Shannon, que fue el antiguo vicecanciller de Barack Obama, declaró en el 2019 en el Financial Times, que las sanciones contra Venezuela eran comparables a lo que provocaron los bombardeos de Dresde y Tokio por los aliados en 1945. El bombardeo de Dresde en 1945 tuvo como resultado 300.000 muertos. Un informe de Jeffrey Sachs y Mark Weisbrot mostró cómo entre 2017 y 2018 el bloqueo contra Venezuela había tenido como resultado 40.000 muertos. Entonces, por supuesto que es un acto de guerra y, obviamente que la Red Europea de Solidaridad con la Revolución Bolivariana, está en actividad para que se conozca la criminalidad del bloqueo y de las medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela", sostiene Migus.

    Tema:
    Elecciones parlamentarias en Venezuela (2020) (221)
    Etiquetas:
    Unión Europea, elecciones, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook