En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 26
    Síguenos en

    Un abogado, ganadero y caballista es quien le lleva la partitura al presidente de Colombia, Iván Duque. Fue gerente de su campaña electoral y se ha dado a conocer por posturas radicales en defensa del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010). ¿Quién es Luigi Echeverri?

    Detrás de todo jefe de Estado hay un asesor. Al presidente de Colombia, Iván Duque, lo aconseja un hombre de maneras poco diplomáticas, de pelo largo recogido en cola y de voz estridente y grave. Se llama Luis Guillermo Echeverri Vélez, pero se le conoce como Luigi. Es hijo de Fabio Echeverri Correa, uno de los dirigentes gremiales más uribistas. Luigi, por su parte, ha sido torero, ganadero, caballista, director ejecutivo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el primer jefe del hoy mandatario colombiano.  

    Su nombre sonó por primera vez en la prensa internacional hace unos meses cuando a través de una carta, poco convencional, le reclamó a Javier Moreno, el director del diario El País, de España, haber entrevistado al senador colombiano de izquierda Iván Cepeda, a propósito del caso sobre compra de testigos que se adelanta contra el expresidente Uribe y en el que Cepeda está acreditado como contraparte. 

    "Señor director, no encuentro la explicación para permitirle a Iván Cepeda, maestro del engaño, fabricante del testimonio falso, inquisidor moderno, líder de la guerrilla parlamentaria, amplificar como verdadera la falacia de la cual él mismo es autor intelectual, material y verdugo de la integridad humana y democrática de uno de los líderes políticos más importantes que tiene el mundo y la democracia contemporánea", escribió el asesor Echeverri el 7 de septiembre de 2020 en la misiva que sectores de la oposición al Gobierno calificaron de insólita e indignante. 

    En otro aparte escribe Echeverri: "Es terror y horror lo que me produce ver la más vívida apología del delito plasmada en el diario El País, de España, dándole púlpito al demonio para que oficie la liturgia del crimen organizado; al evangelio morboso de la ideología política que valida las fuerzas del narcoterrorismo global, que como el lobo disfrazado de abuelita pregona los enunciados democráticos con los cuales encubren la radicalización narcocomunista que viene convirtiendo lo ilegal en legal, bajo la lisonja gráfica de la paloma que simboliza el ideal de paz".

    El director del diario español, a su turno, sostuvo que nunca había recibido una carta tan extraña, en la que un político considerara sesgado darle voz a un parlamentario. "No logro entender qué es lo que quiere el doctor Echeverri (…) se queja de que El País entreviste a un senador de la República y eso no suele suceder", aseguró Moreno. El senador Cepeda demandó la actuación de Echeverri en los tribunales por el delito de injuria y calumnia; Luigi tuvo que retractarse. El episodio no tuvo mayor eco, pero es ilustrativo del carácter de quien le habla al oído al jefe de Estado colombiano. 

    Luigi Echeverri, como le gusta que lo llamen, tiene 63 años y ha pasado su vida sin mayor figuración pública. Su carta de presentación es su padre, Fabio Echeverri Correa, un reconocido empresario antioqueño, eterno dirigente gremial de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), gerente de las campañas presidenciales del expresidente Uribe y reconocido ganadero. 

    Tres características que Luigi ha querido heredar. Primero fue su carrera como rejoneador —torero a caballo—, sobre la cual incluyó un pequeño comentario en su hoja de vida: "Se presentó con éxito durante 11 temporadas taurinas en las principales plazas de Colombia, España, Portugal y Francia, incluida la Plaza de Toros de las Ventas de Madrid en 1983". Pero su afición no sólo ha sido taurina, sino también política, desde la misma orilla ideológica de su padre: el uribismo.

    De Luigi para el empresariado

    El asesor también ha tenido cargos relevantes en el mundo productivo como su padre, fue nombrado por el presidente Duque en juntas directivas, como la de la Cámara de Comercio de Bogotá y la Ecopetrol (la empresa nacional de hidrocarburos) desde la cual dirigió el 7 de noviembre otra carta, esta vez al empresariado colombiano, pidiéndole apoyar al mandatario colombiano y alinearse estratégicamente para las elecciones de 2022. Todo para, según Luigi, evitar que llegue al poder el "populismo narcocomunista".

    La carta de 15 extensos puntos empieza con una particular metáfora que atraviesa todo el texto: "¡El problema no es la jaula sino los pájaros!", escribe el asesor. Más adelante, Luigi desarrolla la misma figura para calificar a los contradictores del Gobierno: "No debemos como sociedad seguir contemplando esos 'pájaros' incapaces de ver más lejos de sus propios intereses destructivos, cuervos que hoy tratan de picotear la legitimidad del Gobierno democráticamente electo y quieren derrocarlo por envidia, angurria y mezquindad".

    Y agrega: "Seamos capaces de aplicarles una fuerte sanción social a quienes contribuyen al desorden anárquico tras las naguas del libertinaje aparentemente democrático (...) La sociedad no puede seguir perdiendo el tiempo entre quejas y protestas que disfrazan intereses particulares. Es cuestión de exigir comportamiento cívico, de cultura, prioridades, consideración y respeto por los demás. La violencia no puede ocultarse más en el derecho de la protesta pacífica, cuando esta les abre paso a quienes cercenan otros derechos y libertades". 

    De "derecha"

    A principio de noviembre Luigi figuró en unas interceptaciones telefónicas en las que se burló con talante racista de comunidades negras e indígenas de Colombia. En la llamada que sostenía con la asesora del expresidente Álvaro Uribe, María Claudia Daza, quien le preguntó quién maneja el tema étnico y este contestó que luego le da el nombre y se burló: "Indígenas y negritudes, ¿qué más gente rara hay? ¿marcianos o qué?".

    Para el senador Roy Barreras, opositor al Gobierno, el asesor de Duque es la cara de la derecha extrema e incluso lo compara con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. "Luigi Echeverri es un hombre de negocios que despacha desde la Casa de Nariño sin tener cargo. Ejerce el poder político gracias a que fue el jefe de Iván Duque y representa la extrema derecha autoritaria, como quedó demostrado en sus cartas al diario El País de España y a los empresarios", expresa en diálogo con Sputnik.

    Y agrega: "Él representa al presidente y no puede desconocer ese nexo, pues lo hace en juntas directivas como la de Ecopetrol y la de la Cámara de Comercio de Bogotá, pero, por si fuera poco, en los audios con la 'Cayita' Daza compara a los indígenas y a los afrodescendientes con los marcianos. Ese es el talante de la extrema derecha uribista, que es la que verdaderamente gobierna a Colombia". 

    Un uribista de negocios tecnológicos

    Luigi es un hombre que exhibe abiertamente su pasión por el ganado y los caballos finos. 

    "Es como el hermano mayor del presidente. Iván le hace caso sin pensarlo dos veces, lo considera su mentor, y por eso es la persona que le habla al oído", explicó un alto funcionario del Gobierno que pidió omitir su nombre porque considera a Luigi un hombre al que no le gusta que lo critiquen, y que suele ser vengativo con quienes lo hacen.

    Varias de sus batallas desde el Gobierno han estado encaminadas a perseguir a quienes participaron en la Administración de Juan Manuel Santos (2010-2018). Lo hizo con el exviceministro de Defensa Aníbal Fernández de Soto, quien se desempeñaba como presidente de Ecopetrol pero fue hostigado hasta el día que renunció. También ocurrió con el exministro de Ambiente Frank Pearl, quien había sido designado presidente del gremio cañero, pero fue tanta la presión hecha por asesor de Duque que el gremio lo desnombró.

    En ambos casos Luigi se impuso. Pero sus peleas no han sido solo hacia afuera; al interior de su partido, el Centro Democrático, tiene muchas reticencias, aunque ninguno de los parlamentarios del partido de Gobierno se atreven a ser citados. Dos de los consultados hablaron de los contratos firmados entre el Gobierno y la firma Du Brand por al menos 1 millón de dólares. Contratos que no tendrían nada de extraño si allí no trabajara Emanuel Echeverri, hijo del asesor presidencial.

    Fuentes consultadas por Sputnik también dijeron que a Luigi le gustan los negocios de bases de datos y plataformas tecnológicas. Por lo cual una de sus primeras tareas en el poder fue impulsar la concesión del dominio de internet "punto co". Negocio que el propio Gobierno ha calificado como "una mina de oro" para Colombia. 

    Sobre esta área de negocios, el asesor de Duque sostiene en su currículum que "cuenta con amplia experiencia personal como consultor privado en el análisis de procesos de negocios, diseño de arquitecturas, soluciones e implementación de sistemas de tecnología de la información en negocios pequeños, medianos y en grandes organizaciones".

    El trabajo de un microgerente

    Desde otro lado, existe un sector del partido de Gobierno (Centro Democrático) que aprecia la tarea y las capacidades del asesor. "Luigi es un hombre entusiasta e intuitivo, le gusta que las cosas se hagan bien. Es sencillo, accesible y franco. Muy uribista, muy duquista y muy trabajador", opina la senadora Paloma Valencia en entrevista con Sputnik.

    "El presidente lo quiere, lo admira, es como su hermano mayor. Él se puso el propósito de sacarlo adelante cuando Iván Duque no era una figura pública. El presidente tiene mucha gratitud con Luigi", completa.

    Su hoja de vida lo reseña como abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, con una maestría en Economía Agrícola de la Universidad de Cornell en Estados Unidos, entre otros detalles: "Más de 20 años de experiencia en desarrollo, mercadeo, promoción y conducción de negocios internacionales, exportaciones e importaciones, en formulación e implementación de políticas públicas y corporativas, desarrollo e implementación de proyectos convencionales y relacionados con tecnología de la información", escribió. 

    Luigi Echeverri, un hombre de formas desalineadas y heredero de una marca familiar en los negocios y la política, despierta pasiones a favor y en contra. Pero en lo que todos los consultados por Sputnik concuerdan es en que hoy por hoy es el hombre más cercano al presidente Duque, eso que algunos llaman el poder detrás del poder.

    Etiquetas:
    Iván Duque, Álvaro Uribe Vélez, políticos, política, asesores, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook