En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — La nacionalidad amazónica Shuar Arutam de Ecuador anunció que presentará ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) un reclamo contra el Estado ecuatoriano por la supuesta violación de derechos establecidos en el Convenio 169, por la entrega de concesiones mineras.

    "La próxima semana, el pueblo Shuar Arutam acudirá ante la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y presentará una reclamación en contra del Estado ecuatoriano por la violación de sus derechos consagrados en el convenio 169 de la OIT", dijo el asesor legal del Consejo de Gobierno del pueblo Shuar Arutam, Mario Melo, en conferencia de prensa virtual.

    Señaló que, al momento, existen 271 concesiones mineras otorgadas a 10 empresas transnacionales ocupando el 56% del territorio del pueblo indígena Shuar Arutam.

    Según Melo, en el transcurso de los últimos 40 años diferentes gobiernos entregaron dichas concesiones para explotación minera a cielo abierto incumpliendo la obligación constitucional de llevar adelante procesos de consulta previa, libre e informada.

    De igual manera, se incumplió sistemáticamente el Convenio 169 de la OIT, suscrito por Ecuador en 1999, el cual establece un conjunto de derechos colectivos de los pueblos indígenas, sostuvo Melo, aunque no precisó los incumplimientos.

    En la misma conferencia de prensa, la presidenta de la comunidad Shuar Arutam de la provincia de Morona Santiago (este), Josefina Tunki, dijo que las concesiones mineras abarcan una superficie aproximada de 230.000 hectáreas localizadas en las estribaciones de las cordilleras del Cóndor (frontera con Perú) y Cutucú.

    En estas cordilleras nace el río Santiago, en cuyas riberas se asientan comunidades donde habitan unas 10.000 personas que se verían afectadas por la contaminación de las aguas agua a causa de la exploración minera, subrayó.

    Riesgos

    Tunki avizoró que la explotación minera pondría en riesgo la integridad de las vertientes de agua, además provocaría el deterioro de las condiciones de vida de los habitantes de las comunidades así como de las especies de animales y vegetales que habitan en los bosques ancestrales.

    Dijo que su pueblo realizará, como lo hicieron sus antepasados, minería artesanal, que aseguró que no contamina el ambiente.

    De acuerdo con Andrés Tapia, responsable del área de comunicación de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae), desde marzo las provincias amazónicas se han visto afectadas por una doble pandemia: el COVID-19 y las actividades extractivas.

    Según Tapia, en el sureste de Ecuador la principal fuente de conflictos se asocia con la actividad minera.

    Tapia añadió que a la actividad minera se une la "fiebre" de la tala ilegal de madera de balsa, que se desarrolla en el centro de la Amazonía ecuatoriana.

    En el noreste, mientras tanto, como consecuencia de la explotación petrolera se produjo la rotura de dos oleoductos que provocaron un derrame de petróleo en los ríos Coca y Napo.

    Etiquetas:
    Organización Internacional del Trabajo (OIT), pueblos indígenas, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook